Un trabajador de Disney que fue “Goofy” por más de 20 años, contó la historia más perturbadora que le sucedió en el trabajo

Mick Jacobs es un trabajador de Disney World que dejó su trabajo de Guía Vip, por un puesto con menor salario en el parque.

Esta es su historia que le cambió la vida

Mikey Jacobs es un empleado de Disney World que ha trabajado más de 20 años disfrazándose de Goofy por una razón impactante

"Inicialmente trabajaba como guía VIP en Disney World, hasta que un día dos niñas se me acercaron, una de ella estaba en silla de ruedas y la otra tenía un yeso en el brazo."

Una enfermera que las acompañaba me preguntó si era posible que se les devuelva el ticket de las entradas al parque, y cuando le pregunté cuál era la razón la enfermera me contó la historia más trágica que he escuchado. Las niñas venían con sus padres de vacaciones a Disney World, pero en el camino habían sufrido un accidente. Su madre había quedado decapitada y su padre había sido llevado al hospital donde había perdido la vida a los pocos minutos.

Las niñas no sabían que su padre había fallecido, venían de otro país y no tenían dinero, ni cómo contactar a alguien que las conozca. Querían la devolución de los tickets para comprar un pasaje de vuelta.

Con un nudo en la garganta les hice la devolución, pero también les ofrecí pasar el día en el parque para animarlas un poco.

Ellas aceptaron pero no había nada que las haga sonreír, probé contándole chistes para niños, llevándolas a atracciones, comprándoles helado, pero seguían con la mirada perturbada.

Hasta que al final de un desfile les dije que Mickey me había dicho que quería conocerlas y en ese momento empezaron a sonreír y me preguntaron: “¿En Serio?, ¿Ahora Mismo?”.

Había funcionado, las niñas ahora estaban sonriendo y hablando con Mickey, se habían olvidado por un momento de la tragedia y habían comenzado a disfrutar la “Magia de Disney”

Siempre pensé que el concepto de la “Magia de Disney” era algo inventado por el Marketing, pero ese día vi que era algo genuino en los niños.

Cuando las niñas se fueron, me sentí muy bien de haber sido parte de las personas que les sacaron una sonrisa y me di cuenta que ya no quería seguir trabajando de guía. Aunque la paga iba a ser menos, pedí que me transfieran para ser un empleado que interprete a Goofy. Ese día fue muy especial para mi y marcó un antes y después en mi vida.

Comenta ahora o calla para siempre: