Esta mujer rechazó a su cita y cuando el no le rogó para volver a salir, ella ESTALLÓ

Una cita es para todos, una ocasión que provoca; nerviosismo, miedo, estrés, etc. El miedo al rechazo puede golpear nuestro ego y dejarnos mal heridos en una esquina mientras nos preguntamos si alguna vez encontraremos pareja. Pero a veces la cita que tenemos, no resulta ser la persona especial que buscamos y simplemente debemos seguir adelante, con la cabeza en alto. Eso fue lo que le pasó a este caballero:

Comenta ahora o calla para siempre

Compartir