Bully se disculpó con su víctima después de 20 años y decidieron reencontrarse cara a cara

Un bully decidió disculparse con su víctima después de 20 años.

Chad, la víctima, lo perdonó, pero Louie decidió que tenía que verlo en persona para disculparse, esto fue lo que sucedió:

Oye Chad,

Estaba hablando hace poco con mi hija de 10 años, sobre los bullies. Ella me preguntó si alguna vez hice bullying a alguien, y tristemente tuve que decir que “sí”.
Lo que me vino a la mente fue cuan malo fui contigo cuando estábamos en la escuela. Quiero disculparme. Si vivimos en el mismo estado me gustaría disculparme en persona. Ni siquiera sé si me recuerdas, pero yo sí, y quiero disculparme.

Louie, Estoy conmovido con esto. Gracias, y acepto tus disculpas. En 20 años eres la única persona que se ha disculpado por ser un bully conmigo cuando éramos jóvenes.Espero que puedas contarle orgulloso a tu hija que te disculpaste, y que ahora estamos bien. Es increíble lo que 20 años y hijos pueden hacernos, no? Gracias nuevamente, y espero que te enfrentes al bullying cada vez que lo veas. Que tengas un hermoso día!
Chad.

Gracias, tu perdón significa más de lo que te imaginas, espero ser el último en tener que pedirte perdón por algo así.

Chad decidió aceptar las disculpas de Louie, uno de sus bullies en la escuela, para ello decidieron encontrarse en su antigua escuela.

Para Chad, entrar por estos pasillos es doloroso, él recuerda ser golpeado e insultado todos los días al llegar a la escuela.

Para Louie estos pasillos ahora significan algo más, un recuerdo de lo malo que fue aceptar hacerle bullying al chico que todos torturaban.

Y finalmente, después de 20 años, las disculpas llegaron. Un apretón de manos y una disculpa de corazón, pues Chad, como cualquier persona que fue víctima de bullying, esperaba que esto suceda aún 20 años después.

Pero Chad no estaba solo, pues tenía un grupo de amigas y una maestra que lo ayudó a superar el bullying en su momento más difícil; pensar en quitarse la vida.

Esa maestra hoy observa con emoción y lágrimas cómo sus alumnos se reencontraron para hacer las paces. Ella confiesa que estar sentada frente a ellos y escucharlos es muy poderoso.

Al final del día, Chad y Louie decidieron compartir unas cervezas junto a las personas que lo apoyaron, y así intentar cambiar un poco lo malo de hace 20 años.

Caminar por esos pasillos esta vez fue de una forma distinta, y tanto Chad como Louie hoy se sienten mejor que nunca gracias a ello.

Una disculpa nunca llegará tarde, pues nunca sabrás cuánto daño le hiciste a esa persona a la que todos eligieron hacerle bullying.

Aquí el video de todo lo que sucedió:

Comenta ahora o calla para siempre: