Periodista revela cómo es asistir al “Velorio” de la Reina Isabel II [8 Curiosidades]

El funeral de Estado de la Reina Isabel II, se encuentra abierto al público y miles de personas han asistido para “pagar sus respetos”.

La periodista de “People”, Juliet Butler, narró lo que se siente asistir a ver por última vez a la Reina Isabel II, y cómo es la organización del evento.

1. La cola para entrar puede durar hasta 14 horas

Miles de personas de todo el Reino Unido, han peregrinado hacia Londres, para asistir al “Funeral de Estado” de la Reina Isabel II.

Muchos fanáticos de la monarquía y turistas, hacen fila en las afueras del Palacio de Westminster, la cual puede durar hasta 14 horas, para ver el féretro de la Reina.


2. El ataúd de la Reina está rodeado de guardias armados con la cabeza agachada

El ataúd de la Reina se encuentra al centro del salón “Westminster Hall”, y está rodeado de varios anillos de seguridad.

Los guardias más cercanos, son en su mayoría ancianos que acompañaron a la Reina durante décadas. Todos se encuentran fuertemente armados y usando chalecos anti-balas por razones de seguridad.


3. El salón velatorio es tan seguro que tiene paredes de 1.8 metros de grosor

Westminster Hall fue construido en 1907, y fue el lugar donde el “Rey Carlos I” fue juzgado antes de su ejecución en 1649.

Dicho salón tiene paredes de 1.8 metros de grosor, y un techo abovedado bastante alto.


4. La Corona de 3.000 diamantes y zafiros está encima del ataúd

Lo primero que la gente ve, es la gran corona de más de 3.000 diamantes, zafiros y demás piedras preciosas, que la Reina Isabel sólo usó durante su coronación.

El precio de dicha corona es prácticamente “incalculable”, pero varios expertos aseguran que debido a su colección de piedras preciosas, tiene un valor de 4.5 millones de dólares.


5. Antes de entrar te revisan absolutamente todo

La Corona ha instalado varios puntos de seguridad, en los que revisan cada cosa que lleves contigo.

A muchas personas se les niega el acceso, ya que llevan algún accesorio de metal.

La seguridad se parece mucho a la de un aeropuerto.


6. El salón está completamente en silencio, a pesar de estar lleno de gente

A pesar de ser un salón espacioso y lleno de gente, todo está en completo silencio.

Lo único que se escucha es el arrastrar de pasos, y un cántico de “God Save The King” en las madrugadas, debido a algún ebrio de las calles aledañas.


7. La gente se inclina y llora frente al ataúd

La gente que asiste al “Funeral de Estado” es variada.

Muchos ancianos, mujeres embarazadas, con niños en los brazos y hasta personas en sillas de ruedas, son algunos que inclinan la cabeza, y hasta lloran frente al ataúd de la Reina.


8.¿Qué pasó con el guardia que se desmayó frente al ataúd?

Uno de los guardias que rodeaba el ataúd de la Reina, sufrió un desmayo y cayó fuertemente al piso.

Lamentablemente era un guardia de avanzada edad, que quería “servir” a la Reina por última vez.

Este servicio no es obligatorio, es voluntario, pero lamentablemente, el hombre no aguantó estar 6 horas parado.