La historia Wallace Souza, el periodista que as3s1naba gente para tener la primicia en su programa

Su historia dejó a Brasil y al resto del mundo boquiabierto. Su nombre era Wallace Souza, y su show de Tv llegó a ser de los más vistos en la televisión brasileña.

A continuación, te contamos los detalles de su vida, y cómo llegó a cometer crímenes para mantener su show con el mejor rating del país.

Wallace Souza era conductor de “Canal Livre”, un exitoso show de TV local, en la ciudad de Manaos, Brasil:

Wallace comenzó a trabajar como policía en 1979, hasta que fue despedido a final de los 80s, por fraude en las pensiones, y por robar gasolina. Este sería solo el inicio de su vida delincuencial.

En 1989 comenzó su carrera como presentador de TV, dirigiendo el popular show “Canal Livre” que se convirtió en un éxito inmediato. Su programa se caracterizaba por denunciar y exponer todo tipo de crímenes relacionados con [email protected], secuestros y trata de personas.


Sus seguidores lo adoraban, Wallace se convirtió en toda una celebridad, y esto le ayudó a dar un salto a la política:

Debido a la gran popularidad de Wallace, este dio un salto a la política en 1998, siendo elegido en la Asamblea Legislativa de Amazonas, para ser diputado reelecto en 2000 y 2006, representando al Partido Progresista conservador.

Este ámbito político del que se estaba empapando, dificultó las investigaciones en su contra en 2009, cuando un informante relató lo que Wallace hacía para tener buen rating en su programa.


Manaos se encuentra entre las ciudades más peligrosas del mundo, razón por la cual, el periodista creía que se saldría con la suya:

Manos se encuentra en el puesto 23 del top 50 de ciudades más peligrosas del mundo, con 47.87 h0m1c1d10s por cada 100 mil habitantes.

Wallace nació en esta ciudad azotada por la delincuencia y las pandillas, y encontró la forma de convertirse en una especie de “rey” informante, dentro de este lugar.


Canal Livre llegaba primero que nadie al lugar dónde se cometían los crímenes, y ofrecían datos que ni la policía conocía:

Las sospechas iniciaron cuando Wallace llegó a una escena del crimen que parecía haber tenido lugar un par de minutos antes.

Se trataba de una persona sin vida que estaba en llamas. Wallace comenzó a narrar detalles de lo que estaba sucediendo, y afirmó que se trataba de un hombre, “al que no le habían disparado, y que habían incendiado en vida”. La policía ni siquiera había llegado aún.

La policía comenzó a cuestionarlo, pues ni siquiera ellos tenían estos detalles, además, el hombre estaba irreconocible al punto de no saber si se trataba de un hombre o una mujer. ¿Cómo sabría Wallace tantos detalles?


Wallace aseguró que la gente lo admiraba tanto, que nunca faltaba gente que le informe sobre todos los crímenes de la ciudad:

Wallace se defendió diciendo que la gente los llamaba constantemente (incluso antes de llamar a la policía) para avisarles sobre todo tipo de crímenes, incluyendo detalles.

También afirmó que su equipo era numeroso, y que escuchaban la radio de la policía, tenían informantes en la m0rgu3, y en cada calle de Manaos. Esta excusa fue suficiente para la policía, por algunos años…


En 2008, arrestaron a un ex policía acusado de haber [email protected] a 9 personas, el hombre era el guardaespaldas de Wallace:

El ex policía, llamado Moacir Jorge da Costa, más conocido como “Moa”, fue enviado a la cárcel mientras se realizaban el resto de las investigaciones.

Moa trabajó con Wallace durante años, y dijo que el presentador lo contrataba para [email protected] personas (casi todos [email protected]), a los que luego les robaba el dinero y la [email protected], todo bajo su título de “defensor del pueblo”.


Wallace negó conocer a Moa, hasta que una foto de ambos posando en la piscina del periodista se hizo pública:

Moa no estaba dispuesto a hundirse solo, reveló detalles sobre los crímenes que cometió a mando de Wallace para tener más rating, y ante la negación del periodista, quien se defendía diciendo que se trataba de una “persecución política”, aparecieron nuevas pruebas.

Una serie de fotos llegaron de forma anónima a las redacciones de los periódicos, mostrando a Moa y a Wallace posando para una foto en la piscina del periodista.


La policía registró la casa de Wallace, y encontraron una gran cantidad de municiones y dinero:

Cuando la policía realizó un registro en el domicilio del periodista, encontraron una gran cantidad de municiones, casquillos de balas que, habrían sido retiradas de los escenarios de los crímenes, así como 250.000 reales (97.000 dólares aprox) y 15.000 dólares.

“Las investigaciones apuntan a que la cuadrilla llegaba a fabricar los hechos, cometía crímenes para generar noticias para el programa” declaró el secretario de inteligencia Thomaz Vasconcelos.


Wallace se entregó a la policía en 2009, pero falleció de un infarto al año siguiente:

Wallace se encontraba prófugo al momento de las acusaciones, pero finalmente se entregó a la policía el 9 de octubre de 2009.

Nunca logró ser condenado por los 5 crímenes de los que estaba siendo acusado, pues falleció de un infarto en el Hospital de San Pablo, lugar donde había sido internado meses antes por presentar problemas de salud.

Se cree que mostró al menos 3 casos bajo esta modalidad, pero debido a su pronto fallecimiento, no se tiene información confirmada al respecto, pues Wallace siempre lo negó. Su historia fue mostrada en un capitulo de la serie de Netflix “K1ller ratings”.


Mientras tanto, Moa fue [email protected] en prisión, luego de que incendiaron su celda con él adentro:

En enero de 2017, un enfrentamiento entre 2 grupos rivales de [email protected], causó el fallecimiento de 60 personas en la cárcel de Manaos.

Se sabe que Moa se encontraba en su carceleta, cuando un grupo de estos, intentó entrar para quitarle la vida. Ante la dificultad de abrir la celda, prendieron fuego a su colchón, y este falleció momentos después.