La historia de Marianne Bachmeier, la mujer que le disparó al [email protected] de su hija en pleno juicio

Su nombre es Marianne Bachmeier, y su caso sigue dividiendo a la opinión pública, aún 40 años después.

A continuación, te traemos la historia de esta mujer, que fue apodada “madre vengadora” debido a la extrema decisión que había tomado:

Marianne Bachmeier abrió fuego en pleno juicio, contra el as3s1no de su hija:

El 6 de marzo de 1981, Marianne sacó un arma, y disparó 8 veces contra Klaus Grabowski, un carnicero que le había quitado la vida a su pequeña hija.

La joven madre entró por el pasillo del tribunal, sacó el arma cargada de su bolso, y vació todo el cargador. 7 de las 8 balas dieron en el blanco, y Klaus falleció en el acto.


Marianne tomó esta decisión, luego de que Klaus culpara a su hija de 7 años, de intentar seducirlo y extorsionarlo:

Klaus mantuvo cautiva a Anna en su apartamento por horas, hasta finalmente [email protected]@rla y quitarle la vida.

Durante el juicio, Klaus confesó el as3s1nato, pero negó haberla abusado. Según el carnicero, Anna intentó seducirlo, y lo amenazó con decirle a su madre que este la había tocado de manera inapropiada, si no le daba dinero.

Marianne colapsó en un ataque de ira, y planificó su ataque contra Klaus, para el tercer día del juicio.


Anna y Marianne habían tenido una discusión esa mañana, y la niña decidió faltar a clase:

Madre e hija mantuvieron una discusión esa mañana, por lo que Anna decidió “rebelarse” contra su madre, faltando a clases es día.

Al parecer Anna planeaba ir a casa de su amiga a jugar, pero desafortunadamente no llegó, y su vecino, Klaus, el carnicero de 35 años, la terminó atrapando en el camino.


Klaus Grabowski ya era un delincuente [email protected] convicto, que había abusado de 2 menores:

Durante su estancia en prisión, en 1976, recibió una castración química voluntaria. Esto al parecer, disminuyó su condena, y fue liberado antes de tiempo.

Pero 2 años después, inició un tratamiento hormonal, para revertirlo, y poder tener una vida amorosa con su prometida.


Después de quitarle la vida a Anna, metió su cuerpo en una caja y la llevó a la orilla de un canal:

Klaus regresó más tarde para terminar de deshacerse de Anna, enterrándola, y se dirigió a su pub favorito para continuar la noche.

Fue allí donde fue arrestado, pues su prometida lo entregó a la policía.


Marianne creció dentro de una familia disfuncional, con un padre que era un ex soldado [email protected]:

Marianne, nacida en 1950, Alemania, creció en la miseria, y rodeada de traumas, junto a un padre alcohólico y agresivo.

Su madre era una persona distante, que nunca intentó tener un vínculo cercano con su hija, y que provocó muchos problemas de autoestima en ella.


Marianne también fue abusada en múltiples ocasiones, fue madre adolescente 2 veces, y la obligaron a dar a sus hijos en adopción:

A los 16 años, Marianne terminó embarazada, y siendo adolescente, su madre y su padrastro rechazaron que esta se quede con su hijo, por lo que la obligaron a darlo en adopción.

Cuando tenía 18, quedó embarazada por segunda vez, y debió dar a su bebé recién nacido en adopción por presión de su madre.

Marianne también fue abusada en múltiples ocasiones por distintos hombres, dejando un gran trauma en su vida.


Cuando tuvo a Anna, Marianne se negó a entregar a su hija, y terminó siendo esterilizada en el hospital:

En 1973, la joven mujer dio a luz a su tercera hija, y en contra de la voluntad de su madre, decidió quedarse con ella y criarla como madre soltera.

Marianne fue esterilizada luego de dar a luz, algo normal en aquella época, que funcionaba como control de natalidad, después de cierta cantidad de hijos.


Luego de dispararle al as3s1no de su hija, el pasado de Marianne salió a la luz y fue juzgada por toda Alemania:

Luego de que la mujer fuera arrestada por dispararle a Grabowski, ella afirmó que disparó en un estado de “sueño” después de visualizar a su hija en la corte.

Los expertos testificaron que, Marianne requirió una práctica especial con el arma, por lo que su accionar fue premeditado.

Los periódicos expusieron que ella había entregado a dos hijos en adopción, y mostraron que pasaba mucho tiempo trabajando en un bar, esto buscaba empañar su imagen de madre amorosa y abnegada.


Sin embargo, Marianne también tenía fanáticos, que la apoyaban, y justificaban su reacción:

Otros medios de Alemania y el mundo la apodaron la “Madre de la venganza” o “Madre venganza”, y estos esperaban que fuera absuelta de culpa.

Si era declarada culpable, Marianne se habría enfrentado a una cadena perpetua.


En 1983, Marianne fue sentenciada a 6 años de cárcel:

El juez la condenó por h0mici0 premeditado y posesión ilegal de un arma de fuego. Fue sentenciada a 6 años de prisión, pero fue liberada 3 años después.

Luego de cumplir su condena, Marianne decidió viajar a Nigeria, allí se casó con un profesor alemán, y en 1990 se divorció. Luego se mudó a Sicilia, Italia, y desafortunadamente, fue diagnosticada con un cáncer de páncreas que acabó con su vida en 1996.

Marianne fue enterrada junto a su amada hija en un cementerio de Lübeck.