9 Maltratos que soportó Shelley Duvall durante la filmación de “El Resplandor”

El Resplandor es considerada una obra de arte y probablemente la mejor película del afamado director Stanley Kubrick.

Sin embargo, el rodaje de este filme fue un completo infierno para su actriz principal, Shelley Duvall. A continuación, te presentamos algunos de los maltratos que la actriz tuvo que soportar.

1. Tuvo que llorar 12 horas al día por 9 meses

Shelley Duvall confesó que el director Stanley Kubrick les exigía que se metieran en el personaje, y llegó a llorar 12 horas diarias durante 9 meses.

Kubrick incluso la animaba a llorar y gritar cuando no estaban filmando, para que tenga un semblante a la hora de grabar.

2. Le prometieron que sería muy famosa después de la película, pero eso no pasó

Duvall aguantó los maltratos y gritos del director, quien le había prometido que su carrera despegaría luego del estreno de la película.

Eso en realidad nunca sucedió, ya que Duvall sufrió de stress emocional y necesitó terapia psiquiátrica.

3. Kubrick obligó a Duvall a repetir la escena del bate 127 veces

Kubrick logró un Récord Guinness con la escena que más tomas necesitó para realizarse.

Sin embargo, esto significó que Shelley Duvall tuvo que gritar y llorar como desquiciada una y otra vez toda una tarde.

Cuando Kubrick por fin tuvo la toma perfecta, la actriz estaba temblando hecha un manojo de nervios.

4. Se le comenzó a caer el pelo por tanto stress

Shelley Duvall comenzó a perder mechones de cabello durante la filmación, no sólo por el stress, sino porque su personaje se estaba constantemente jalando los cabellos de los nervios.

Duvall experimentó un desgaste físico y psicológico tremendo que terminó cobrándole su salud mental.

5. Kubrick amenazó con despedir a cualquiera que trate de consolar a Shelley Duvall cuando estaba llorando

Shelley Duvall tenía colapsos mentales donde no dejaba de llorar y gritar incluso después de filmar.

Kubrick estaba tan obsesionado con que la actriz se meta en el personaje, que amenazó con despedir a cualquiera de la producción, que sienta pena y trate de consolar a Shelley en sus peores momentos.

6. Duvall también tenía miedo de Jack Nicholson

Shelley también confesó que Jack Nicholson actuaba de manera errática todo el tiempo.

Ella sabía que lo hacía para meterse en el personaje, pero su salud mental en ese entonces era bastante frágil como para asimilarlo.

Nicholson gritaba y golpeaba las paredes durante el rodaje y Duvall estaba genuinamente aterrorizada.

7. Kubrick ni siquiera la mencionó en las entrevistas de la película

Shelley Duvall confesó que su actuación en “El Resplandor” fue de calidad, ya que dio todo de sí para lucir realmente convincente.

Sin embargo, Kubrick la ignoró completamente en las entrevistas promocionales de la película.

Las promesas de fama y fortuna que le hizo, jamás fueron cumplidas por el director.

8. El pequeño Danny Lloyd era el único que la trataba bien

Mientras el director le gritaba y los demás eran indiferentes con su sufrimiento, el único que la trataba con cariño era el pequeño Danny Lloyd.

Duvall le llevaba dulces y juguetes al set, como una manera de hacerla olvidar la mala experiencia que vivía en el rodaje.

9. Duvall fue separada de su familia durante un año

Kubrick no respetaba ni los horarios ni las locaciones previamente acordadas, por lo que la actriz tuvo que pasar 1 año completo en Inglaterra alejada de su familia.

Durante este tiempo la actriz no tuvo ningún tipo de apoyo emocional por parte de un ser querido.