9 Curiosidades sobre Paul Getty, el millonario más tacaño de la historia

Paul Getty fue un magnate de la industria petrolera, que llegó a ser el hombre más rico del mundo.

A pesar de su cuantiosa fortuna, Getty también era conocido por sus hábitos frugales que lo hicieron vivir una vida limitada. A continuación, te presentamos algunas anécdotas avaras que tuvo este millonario.

1. Paul Getty se hizo millonario antes de los 25 años

Paul Getty comenzó con un capital de $10.000 dólares que usó para comprar un terreno donde afortunadamente encontró petróleo.

Getty se hizo millonario en cuestión de meses y usó su dinero para comprar otras petroleras competidoras, que habían sido golpeadas por la gran depresión.

2. Paul Getty tuvo decenas de amantes hasta sus últimos días

A pesar de ser un hombre católico, su fama de mujeriego era algo que horrorizaba a sus padres.

Su abogado una vez dijo que “Paul no podía decirle que no a ninguna mujer”.

Paul estuvo rodeado de amantes incluso después de sus 80 años.

3. Paul Getty sólo les dejó $500 dólares de herencia a sus hijos

Durante décadas sus hijos se pelearon por convertirse en el administrador de su riqueza, pero cuando descubrieron su testamento se llevaron un baldazo de agua fría.

Paul sólo les había dejado $500 dólares y nada más como herencia.

4. Le dejó millones de dólares a sus numerosas amantes

Las que sí se beneficiaron con su fortuna fueron sus numerosas amantes.

En su testamento, doce mujeres se beneficiaron con acciones de sus compañías que oscilaban entre las 250 y 500 acciones por cada beneficiaria.

Otras decenas de mujeres recibieron pagos mensuales vitalicios que oscilaban entre los $100 y $1200 dólares.

5. Paul Getty instaló una cabina telefónica en su casa para que la usaran sus invitados

Paul Getty era tan tacaño que instaló una cabina telefónica en su casa, para el uso exclusivo de sus invitados.

Getty no quería que sus amigos usaran su teléfono para hacer conferencias internacionales, por los que los obligaba a pagar por sus propias llamadas.

6. Paul Getty se quejaba por las cuentas médicas de su hijo con un tumor cerebral

Theodora Lynch, la última esposa del magnate, reveló que se había vuelto tan avaro, al punto de quejarse por las cuentas médicas de su hijo con un tumor cerebral.

Getty llegó a ser el hombre más rico del planeta, pero aún así se quejaba por las cuentas del tratamiento que demandaba su propio hijo.

7. Paul lavaba su ropa a mano para no tener que pagarle a alguien

La secretaria de Getty afirmó que Getty lavaba su ropa a mano porque no quería pagarle a sus empleados por hacerle dicho trabajo.

Además reveló que el magnate usaba sus camisas hasta que se le deshilachaban los puños.

8. Getty se negó a pagar el rescate del secuestro de su nieto

El 10 de Julio de 1973, el nieto de Paul, ‘John Paul Getty III’ fue secuestrado en Roma y sus captores pedían la recompensa de $17 millones de dólares.

Paul Getty se negó a pagar el rescate de su nieto diciendo: “Tengo 14 nietos. Si pago la recompensa, mañana tendré 14 nietos secuestrados”.