9 Curiosidades sobre la rutina diaria que tenía ‘Albert Einstein’

Aunque pueda parecer que Einstein solo se dedicaba a pensar en complejas teorías científicas todo el día, lo cierto es que tenía una rutina diaria muy interesante y llena de curiosidades.

En este artículo te presentaremos 9 curiosidades sobre la rutina diaria de Albert Einstein.

1. Muchos creen que Einstein tenía un grado de autismo

Cuando era niño, Einstein tuvo problemas para hablar y expresarse como los demás niños.

Además, Einstein tenía la capacidad de concentrarse profundamente y una leve falta de empatía. Muchos creen que estos podrían ser síntomas de un autismo que no fue diagnosticado.


2. El llanto de un bebé no parecía molestarlo

Según su hijo, Hans, cuando su padre estaba concentrado en su trabajo, no había forma de que nada ni nadie pueda perturbarlo.

“Incluso el llanto más fuerte de un bebé no parecía molestar a mi padre. Podía continuar con su trabajo completamente impermeable al ruido”


3. Einstein solía tocar el violín a altas horas de la noche para concentrarse

El violín era otro instrumento que lo ayudaba a concentrarse.

A menudo, Einstein tocaba el violín en su cocina, a altas horas de la noche, mientras pensaba en formas de resolver un problema.

“Entonces de repente decía: ‘Lo tengo’, como si la música le hubiese dado inspiración para resolver el problema”, dijo su hijo.


4. Einstein era extremadamente paciente, no le molestaba tener que explicar sus ideas una y otra vez

Según el diario ‘Saturday Evening Post’, Einstein era un hombre que gozaba de paciencia interminable.

“A Einstein no le molestaba tener que explicar sus ideas una y otra vez, no se molestaba cuando le hacías demasiadas preguntas. Podía hablar sobre lo mismo durante horas”.


5. Einstein solía ser un padre cariñoso, hasta que empezó a sentir que su familia le quitaba tiempo

Su hijo, Hans Albert, recordaba que su padre solía ser cariñoso con sus hijos. Pero cuando se volvió conocido, las cosas empezaron a cambiar.

“De pronto no tenía tiempo para nosotros. Era como si sólo viviera para trabajar. Mi padre sentía que su familia le quitaba tiempo”.


6. La segunda esposa de Einstein se comportaba como su sirvienta

Einstein se sintió más a gusto con su segunda esposa, ya que parecía más su sirvienta y no le exigía cosas.

Dormían en cuartos separados, ella decidía por él a dónde ir a comer, empacaba su maleta y hasta le repartía dinero en sus bolsillos, para que Einstein no se preocupe de las ‘pequeñas tareas’ cotidianas.


7. En 1909 Einstein comenzó a descuidar su higiene y a lucir desprolijo

En 1909, tanto como su cabello como su vestimenta, empezaron a caer en una especie de ‘desprolijidad’.

Einstein jamás se peinaba, muchos aseguran que se vestía con la misma ropa, y no usaba calcetines.

Einstein bromeaba diciendo: “Llegué a una edad, en la que si alguien me dice que use medias, no tengo que hacerlo”.


8. Einstein fue muy austero, no ambicionaba el dinero

A pesar de ser una celebridad de la ciencia, algo muy difícil de lograr. Einstein llevaba una vida simple y sin lujos.

“Lo único que necesito es un escritorio, un papel, muchos lápices y una papelera gigante para tirar todos mis errores”, dijo el científico a su biógrafo Denis Brian.


9. En sus últimos días, Einstein solía caminar lentamente hasta el instituto y todo el mundo lo reconocía

Durante sus últimos días de vida, Einstein solía salir de su casa a las 10 de la mañana, y caminar lentamente hacia el instituto donde trabajaba.

En el camino, sorprendía a mas de un transeúnte que lo reconocía.

Einstein sonreía y se limitaba a saludarlo con la mano, mientras se dirigía a su trabajo.

Einstein trabajó hasta sufrir un aneurisma en 1955.


Frankie

Soy Frankie y me encanta hacer estos artículos a diario desde hace 10 años. Mi gata 'Snowy' es la CEO de Notinerd.
Si quieres conocerme y escuchar historias interesantes, te invito a seguirme en mi canal de Youtube y ver mi ÚLTIMO VIDEO:
7 Veces que Antony Starr FUE POSEÍDO por Homelander7 Veces que Antony Starr FUE POSEÍDO por Homelander