9 Curiosidades sobre la complicada vida de “La mujer más alta del mundo”

Ser altos es algo la mayoría de las personas sueño lograr cuando estamos en etapa de crecimiento, hasta que la altura se convierte en un problema.

A continuación, te traemos algunos detalles sobre la vida de la mujer más alta del mundo, y el porqué de su condición:

Su nombre es Rumeysa Gelgi, tiene 25 años, y mide 2,15 metros:

La joven nació en Turquía, el 1 de enero de 1997, y ostenta el título de la mujer viva más alta del mundo, desde octubre de 2021.

Su estatura ha sido reconocida por el Guinness World Record, que le entregó la reconocida placa, para estar dentro del afamado libre de Récords mundiales.


Rumeysa sufre de una enfermedad llamada “síndrome de Weaver” que le provoca este crecimiento acelerado:

Esta rara condición, acelera el crecimiento de forma vertiginosa. Se debe a una muy extraña mutación genética que trae consigo serias discapacidades físicas.

Solo se han descrito 50 casos como el suyo en la historia médica, y esta extraña mutación suele afectar más a los hombres que a las mujeres.


El síndrome afecta su movilidad, por lo que debe desplazarse en silla de ruedas:

“Afecta mi movilidad, mi salud y mi apariencia. Básicamente todos los aspectos de mi vida”, dijo Rumeysa Gelgi a la BBC.

La condición también le provoca problemas como la escoliosis, falta de musculatura y problemas de equilibrio, que la obligan a usar una silla de rueda, o un andador ortopédico.


Hace poco realizó su primer viaje en avión, gracias a que la aerolínea quitó 6 asientos, para reemplazarlos por una camilla:

Turkish Airlines, es la empresa que hizo posible el primer viaje en avión de Rumeysa. Para ello debieron retirar 6 asientos de la clase económica, que fueron reemplazados por una camilla para que la mujer pueda entrar en el avión.

Rumeysa voló hacia San Francisco, para poder ser nombrada por la Guinnes World Récord el año pasado, y también para culminar sus estudios como especialista en desarrollo software.


Rumeysa es abogada y desarrolladora web, y considera una ventaja su situación, una vez que “te aceptas”:

“Cada desventaja puede ser transformada en una ventaja si te aceptas como eres, conoces tu potencial y lo haces lo mejor que puedes”, dijo en una declaración publicada por el Libro Guinness.

“Ser diferente no es tan malo como crees. Puede traerte un éxito inesperado. “Personalmente, creo que las diferencias y otras características que parecen una desventaja pueden convertirse en ventajas si lo deseas y te esfuerzas por lograrlo, eso es exactamente lo que hice” dijo en una rueda de prensa.


La mujer también había sido nombrada anteriormente como “la adolescente más alta del mundo”:

En 2014, Rumeysa fue nombrada por la Guinnes World Récord, como la “adolescente viva (mujer) más alta del mundo” a los 17 años.

En ese momento, Rumeysa medía 2,13 metros, reemplazando de esta forma a la canadiense Anna Haining Swan, que falleció en 1888, y quien alcanzó la altura de 2,41 metros.


Rumeysa también ostenta otros títulos como las manos de mujer más grandes del mundo:

Rumeysa rompió 3 nuevos récords, las manos más largas de una mujer, el dedo de mujer más largo, y la espalda de mujer más larga.

La mano derecha mide 24.93 cm, mientras que la izquierda mide 24.26. Su espalda mide 59.90 cm, y su dedo más largo mide 11.2 cm.


La joven mujer dijo haber sufrido todo tipo de burlas y abusos por parte de la gente en el pasado:

Rumeysa dijo que durante mucho tiempo sufrió todo tipo de burlas y abusos por parte de la gente a su alrededor cada vez que la veían, pero que logró superar todos esos comentarios hirientes al darse cuenta que provenían de la ignorancia.

La mujer busca crear consciencia a través de sus redes sociales para educar a las personas sobre su síndrome, y agradece al libro de los Guinness récord por brindarle más notoriedad en su lucha.


Rumeysa dice luchar para continuar teniendo una vida independiente:

“Siempre he querido tener una vida independiente y lo más exitosa posible. Es difícil ser independiente debido a mi condición, pero he tratado de vivir lo más independiente que puedo”, explicó.

Rumeysa también muestra su trabajo como programadora desde casa, y de esta manera intenta ser más independiente en el ámbito monetario.


Curiosamente, el hombre más alto del mundo también es de Turquía:

Se trata de Sultan Kösen, y mide 2 metros y 51 centímetros. El hombre debe su condición al “gigantismo pituitario”, que es el resultado de la sobreproducción de la hormona del crecimiento.

Sultan también posee el título de récord para las Manos más grandes del mundo, cada una mide 28,5 centímetros. Para el libro Guinness, es un “acontecimiento raro” que tanto el hombre como la mujer más grande del mundo provengan de Turquía.