8 Señales de Lenguaje Corporal en el testimonio de Amber Heard que fueron reconocidas por una experta

La experta en lenguaje corporal, Judi James, hizo un análisis para el diario “MailOnline”, en el que identificó varias señales durante el testimonio de Amber Heard.

A continuación te detallamos punto por punto, los gestos más interesantes que ocurrieron durante su declaración, y el significado de cada uno de ellos.

1. Al principio Amber contestaba con una sonrisa en un intento por "humanizarla" y crear un vínculo emocional

Cuando Amber Heard subió al estrado, comenzó contestando preguntas sobre su vida antes de ser famosa y sobre su hija.

La actriz contestó con una sonrisa y con un tono optimista estas preguntas, lo que podría ser un intento para “humanizarla” ante el jurado, y crear empatía o un vínculo emocional con la audiencia.


2. Cuando relató su supuesta v1olación, ella parecía llorar, pero sin derramar lágrimas realmente

Cuando la actriz relató los supuestos hechos de violencia y v1olación, se mostró visiblemente afectada, arrugando su nariz y con una mueca de llanto, sin embargo, muchos notaron que no derramó lágrimas realmente.

Según la experta Judi James, las personas que dicen la verdad, empiezan a llorar fácilmente al relatar un hecho traumático, mientras que Amber parecía tener estas emociones truncadas.

Esto no necesariamente significa que haya mentido, sino que puede ser que todavía tenga sentimientos encontrados al respecto.


3. Sus gestos con las manos eran auténticos cuando relataba los supuestos hechos

Según la experta Judi James, los gestos con las manos de Amber Heard parecían auténticos.

Heard gesticuló mucho con las manos antes de decir las palabras. Esto es una señal de autenticidad, porque a menudo significa que la persona está visualizando en su cabeza, lo que está tratando de decir.


4. Ella miraba a Depp directamente, mientras este evitaba el contacto visual, lo que significa una señal de dominio y poder

En varias ocasiones, Amber miró fijamente a Johnny Depp durante su testimonio, mientras que este permaneció con la cabeza agachada la mayor parte del tiempo.

Esto puede significar una señal de dominio y poder, pero también puede ser una señal de confrontación de apertura y honestidad.


5. Amber Heard se mostraba "sin emociones" el inicio del juicio, y luego en su testimonio pasaba de la risa al llanto

Durante todo el juicio, Amber Heard se mostró estoica y sin emociones, mientras escuchaba como relataban los supuestos hechos que vivió con Depp.

Sin embargo, cuando subió al estrado, Amber Heard se mostró llena de emociones, pasando de la felicidad y la risa, al llanto y el dolor en varias ocasiones.

Ambos comportamientos son un poco incongruentes, a diferencia del comportamiento de Johnny Depp, quien mantuvo una misma dinámica en todo el juicio.


6. Amber miraba fijamente al jurado tratando de lograr conexiones personales, mientras que Johnny se mostraba más tímido y encorvado

Cuando Amber contestaba las preguntas, miraba fijamente al jurado tratando de conectar personalmente con cada uno de ellos.

Esta es una técnica bastante efectiva, ya que las personas sienten más empatía por alguien que los mira fijamente, en lugar de alguien que se muestra tímido como lo hizo Depp en su declaración.

Sin embargo, esto pudo haber sido un comportamiento aconsejado por sus mismos abogados.


7. Amber se peinó de lado para que el jurado pueda ver su rostro claramente

Otro detalle curioso es que Amber Heard tenía el cabello recogido del lado derecho, lo que significa que el jurado podía ver su rostro claramente.

Esto es otro punto a su favor, ya que el jurado podía ver en todo momento el rostro de Amber Heard y empatizar fácilmente con todo lo que decía.


8. La experta concluyó que el lenguaje corporal de Amber Heard fue "ambiguo"

Judi James le dijo a MailOnline que es muy difícil leer el lenguaje corporal de Amber Heard, ya que es una actriz, por lo que tiene mayor experiencia y facilidad que una persona común.

Por esta razón, hubo momentos en los que el lenguaje corporal de Heard parecía genuino, pero en otros momentos sus movimientos lucían incongruentes o sobreactuados.