8 Reglas de Higiene absurdas que seguía el ejército de Genghis Khan

Los mongoles son un grupo étnico con una historia de fuerza y poder admirado por muchos entendidos en el tema.

Sin embargo, las tradiciones en cuanto a la higiene del ejército de Genghis Khan eran totalmente absurdas y sorprendentes. A continuación, te presentamos algunas reglas de higiene que seguían las tribus de Genghis Khan.

1. Los mongoles castigaban a cualquiera que lavara sus ropas

Los mongoles tenían prohibido lavar sus ropas, ya que consideraban que el agua era algo sagrado.

Muchos mongoles que rompieron esta regla, fueron severamente golpeados, ya que, en lugar de lavar la ropa, se esperaba que la usen hasta que se desgastara.

2. Orinar en un río podía ocasionar tu mu3rte, incluso si era accidental

El agua era algo sagrado para los mongoles, por lo que contaminarla era un delito imperdonable.

Orinar en un río era considerado una ofensa religiosa y era castigado con la mu3rte, incluso si la contaminación había sido accidental.

3. Los mongoles tenían un sirviente para chupar la sangr3 de las heridas

Según “La historia secreta de los mongoles”, cuando Genghis Khan sufrió una laceración, su criado “Jelme”, pasó toda la noche succionando la sangre de su herida.

Hacía esto para evitar la formación de coágulos. Según Genghis Khan, su criado le salvó la vida gracias a esta práctica.

4. Metían a los heridos dentro de la panza de un buey o caballo

Los mongoles creían que el calor del vientre de un animal, tenía propiedades curativas y regenerativas, porque asociaban esto con el vientre materno.

Por esta razón, solían meter a soldados heridos dentro del vientre de un buey, para “aliviar” sus lesiones.

5. Los mongoles cubrían su ropa con grasa animal para aumentar su duración

Luego de comer, los mongoles solían limpiarse las manos con su ropa a propósito.

Luego de un tiempo, las ropas de los mongoles estaban recubiertas de una capa de gras animal, lo que las hacía más resistente a las lluvias, viento, tierra, etc.

6. Escupir comida era castigado con la mu3rte, incluso si te estabas atragantando

Los Mongoles creían que los atragantamientos eran causados por espíritus malignos.

Pero si el atragantado lograba escupir la comida al piso, era una ofensa mayor.

Si alguien escupía un trozo de carne en casa ajena, el dueño de casa tenía que excavar un agujero en el piso, y enterrar al infractor sin piedad.

7. ¿Los mongoles cocinaban la carne poniéndola debajo de su montura para cabalgar?

Existe una leyenda que dice que los mongoles solían “ablandar y cocinar” la carne, poniéndola debajo de la montura de sus caballos.

El calor y el galope del caballo hacía que la carne se cocine y se ablande.

Sin embargo, muchos consideran esto una “leyenda sin fundamentos”, pero lo que si es cierto es que los Mongoles consumían mucha carne, incluyendo la de perros, lobos y roedores.

8. Los mongoles solían lanzar flatulencias en público

Cuando William de Rubruck visitó a los Mongoles, hubo dos cosas que le complicó su misión de predicar el cristianismo.

La primera era la barrera del idioma y la segunda era los olores que tenía que soportar cada vez que se reunía con un grupo.

La gente solía lanzarse gases cuando estaban teniendo una conversación y ni siquiera sentían la necesidad de alejarse.