8 Personas que sobrevivieron a las cosas más peligrosas del planeta

Existe un mínimo porcentaje de la población mundial, que es capaz de sobrevivir a los eventos más extremos.

A continuación te presentamos a estas personas se ganaron el título de “inmortales” (al menos por unos años), tras sobrevivir a situaciones de las que nadie sobrevive.

1. El hombre que sobrevivió a un vuelo sin arnés de seguridad agarrado sólo con sus manos

En el 2018, Chris Gursky se encontraba vacacionando en Suiza, cuando decidió probar el vuelo en ‘Ala Delta’, un vehículo muy parecido al parapente.

El problema fue que Gursky no fue enganchado correctamente al arnés de seguridad y su cuerpo quedó colgando a varios metros de altura.

Gursky se mantuvo bien agarrado durante tres minutos, hasta que el piloto logró aterrizar en el lugar más cercano.

2. El montañista que amputó su propio brazo para salvar su vida

Aron Ralston es un montañista que quedó con el brazo atrapado durante una aventura y terminó amputándoselo.

Ralston no había comentado de su viaje a nadie, por lo que estaba seguro de que nadie lo rescataría, así que luego de 127 horas con el brazo atrapado, decidió deshacerse de él.

Aron sobrevivió milagrosamente a la deshidratación y a la pérdida de sangr3.

3. El hombre que ha sobrevivido a una docena de encuentros con la muerte

Frane Selak es considerado el hombre con más mala suerte (o buena, según tu perspectiva).

En 1962, Selak viajaba en un tren, cuando este se descarriló y cayó sobre un río. Selak fue el único que sobrevivió.

En 1963, Selak fue expulsado al vacío cuando la puerta de la avioneta en la que viajaba se abrió en pleno vuelo. De alguna manera logró sobrevivir a la caída.

En 1964, el autobús donde viajaba Selak cayó a un río donde perecieron 4 personas. En 1970, el auto de Selak se incendió mientras él conducía. Selak todavía continúa con vida.

4. Los 16 sobrevivientes del accidente de Los Andes que recurrieron al [email protected] para mantenerse con vida

En octubre de 1972, el equipo de Rugby de Uruguay sufrió un accidente aéreo en plena Cordillera de Los Andes.

Los sobrevivientes pasaron 72 días en las montañas, sin comida y sin agua, por lo que tuvieron que recurrir a consumir los cuerpos de las personas que habían perecido en el accidente.

A pesar del clima extremo, la presión psicológica y la deshidratación, 16 personas lograron sobrevivir a este suceso.

5. El hombre que sobrevivió 438 días en medio del océano

José Salvador Alvarenga salió desde Chiapas México, pero debido a una fuerte tormenta, fue desviado de su ruta y el motor de su embarcación quedó inutilizable.

José Salvador tuvo que soportar el deceso de su mejor amigo, dormía en una hielera y cuando no conseguía comida se alimentaba de sus propias uñas.

Luego de 438 días, José Salvador Alvarenga llegó al atolón Ebon en estado de Shock. Actualmente vive en El Salvador.

6. El deportista que se perdió en el desierto por 9 días sin agua y sin comida

Mauro Prosperi corrió el ‘Maratón de las Arenas’ en 1994, pero debido a una tormenta de arena, Prosperi quedó completamente perdido en pleno desierto.

Durante 9 días, Prosperi sobrevivió bebiendo su propia orina y comiendo animales como serpiente y murciélagos.

Luego de 9 días fue encontrado con vida; Se había desviado más de 80 kilómetros de la carrera.

7. El hombre que fue cortado en dos por un tren y sobrevivió

Truman Duncan resbaló y cayó en las vías del tren, mientras estaba trabajando en la estación ferroviaria de Texas.

Duncan fue partido en dos y perdió casi la mitad de su sangr3.

De alguna manera, Duncan logró llamar al 911 y se concentró en ‘mantenerse consciente’ para sobrevivir.

8. La mujer que sobrevivió a la caída más alta desde un avión

Vesna Vulovic fue una auxiliar de vuelo serbia que sobrevivió a la caída libre más alta sin paracaídas desde un avión.

Vulovic fue la única sobreviviente luego de que una [email protected] explotara en pleno vuelo.

Vulovic sobrevivió con múltiples fracturas y pasó varios días en coma. Sin embargo, con el pasar de los años se recuperó casi por completo y pudo volver a caminar.