8 Personas que fueron “Engañadas por sus Novios” cuentan cómo fue que se enteraron

Existen millones de personas que se encuentran en una relación, sin embargo, menos de la mitad se encuentran en relaciones que prosperarán a lo largo de los años.

El sitio web Buzzfeed recolectó una serie de confesiones de sus seguidores que sufrieron un engaño amoroso. A continuación te presentamos las historias más sorprendentes de cómo fue que se enteraron de que sus parejas los engañaban.

1. "Encontré pastillas de [email protected] en el cajón de mi esposo"

Un día buscando mis llaves encontré un paquete de pastillas de [email protected] en el cajón de mi esposo. Estaba en shock, pero tenía que irme al trabajo, así que decidí que sería mejor que lo hablemos después.

Al volver encontré que él se había tomado dos tabletas mientras yo estaba en el trabajo. Luego revisé su celular y descubrí que había tomado un Uber, cuando me dijo que se quedaría todo el día trabajando desde casa.


2. "Mi novio decidió engañarme justo cuando nos enteramos que esperábamos un bebé"

Tenía una relación de años con mi ex, incluso vivíamos juntos, hasta que un día descubrimos que íbamos a tener un hijo.

La noche anterior de mi primer chequeo médico, mi novio salió a “celebrar con sus amigos” y no volvió en toda la noche.

Al día siguiente se presentó en el consultorio, oliendo a alcohol y con chupetones en el cuello. Terminamos la relación saliendo del consultorio.


3. "Revisé el celular de mi ex novio mientras él estaba en la ducha"

Teníamos una relación de cinco años, hasta que por fin me pidió matrimonio.

Cuando estábamos en los preparativos, se empezó a estresar diciendo que era “muy pronto”, por lo que decidimos pausar la boda.

Días después me dijo que saldría con sus amigos, y algo me hizo revisar su celular mientras se estaba duchando.

Lo primero que leí fue un mensaje de una chica que le decía: “Te amo” y él le respondía “Te amo más”. Entré al baño y le lancé el celular mientras se duchaba.


4. Mi novio se fue de mochilero a Europa y me dio "la sorpresa" cuando nos reunimos en Paris

Luego de graduarse, mi novio planeó un viaje de mochilero por toda Europa. El plan era reunirnos en Paris luego de unos meses.

Mis padres me dieron el dinero para viajar, ya que pensé que me pediría matrimonio, pero al llegar me estaba esperando para darme la noticia de que había conocido a una chica inglesa y que lo nuestro había terminado.

Me la pasé tomando vino y llorando en mi primer visita a Francia.


5. Googleé a mi novio y lo encontré en un grupo de "exponiendo infieles"

Por alguna razón busqué en Google a mi novio y encontré un grupo de Facebook donde estaba su nombre.

Al acceder vi su foto y me enteré que dos chicas decían que era su novio. En lugar de confrontarlas, lo confronté a él y su respuesta fue: “¿Por qué estás buscándome en Google?”


6. Descubrí que mi novio me engañaba, al día siguiente me pidió matrimonio y dije que "si"

Estábamos viviendo juntos por 6 meses y de repente empezó a cambiar. De pronto todo le molestaba y criticaba todo lo que yo hacía.

Cuando le pregunté si él estaba enamorado de alguien más lo negó rotundamente. Me dijo que sólo estaba estresado.

Un día descubrí que me engañaba con una chica y lo eché de la casa. Al día siguiente apareció con un anillo pidiéndome matrimonio. Lo peor es que le dije que si.


7. Encontré a mi novia engañándome con su "amigo gay"

Con mi novia teníamos la rutina de ir a gimnasios separados y reunirnos en un café luego de entrenar.

Un día ella comenzó a actuar extraño y me dijo que necesitaba “entrenar más temprano”, y al mismo tiempo me pidió que le comprara varias cosas en el supermercado antes de reunirnos.

Yo no tenía la menor idea de lo que sucedía, así que decidí ayudarla con sus compras y fui a buscarla al gimnasio antes de la hora prevista.

Al llegar la encontré besándose con su supuesto “amigo gay” con el que se había estado reuniendo varias veces, con la excusa de que lo estaba ayudando a “salir del clóset”.


8. Engañé a mi esposo porque empezó a tratarme como a su empleada

Mi esposo fue despedido de su trabajo y jamás volvió a buscar otro trabajo.

Yo me encargaba de los gastos de la casa y de criar a nuestros hijos, mientras él pasaba todo el día en la casa embriagándose, “leyendo el periódico en búsqueda de trabajo”.

Un día un colega de trabajo me coqueteó y yo le coqueteé de vuelta. Empezamos una relación que duró un mes y me di cuenta que no era como había imaginado mi vida. Me divorcié un mes después.