8 Niños que recibieron cosas peligrosas en lugar de dulces de Halloween

Halloween es una celebración que a muchos hace ilusión, sobre todo a los padres que quieren ver felices a sus pequeños.

Sin embargo, en el mundo existen personas horribles que hacen cosas realmente malas. A continuación te presentamos algunos de los incidentes de Halloween más oscuros, con relación a los dulces .

1. La mujer que repartió 'Veneno para Hormigas' a los niños 'demasiado grandes' para pedir dulces

En 1964, una mujer llamada, Helen Pfeil, estaba harta de que los niños que ella consideraba “demasiado grandes”, le pidieran dulces.

Por esta razón, horneó galletas con veneno para hormigas que contenían arsénico.

Helen Pfeil quien tenía 2 hijos, fue enviada a un centro psiquiátrico, tras ser hallada culpable.


2. La mujer que entregó manzanas que contenían navajas en Halloween

En 1968, el ‘New York Times’ alertó que 13 niños de Nueva Jersey, habían encontrado navajas entre sus manzanas de Halloween.

Como jamás se encontró a la responsable, muchos piensan que quienes pusieron las navajas fueron los mismos niños, para esparcir la leyenda urbana.


3. La mujer que comió un chocolate de Halloween, que alguien había mezclado con LSD

En el 2013, una mujer en Salinas, California, se comió una barra de Snickers, de la bolsa de dulces que había recolectado su hija.

La mujer empezó a sentir un ‘ataque de pánico’ y ‘euforia’, minutos después de haberse comido el chocolate.

La mujer fue llevada a emergencias, y fue diagnosticada bajo los efectos del LSD.


4. El dentista que repartió 'Chocolates con laxantes' a los niños de su barrio

En 1959, un dentista de California llamado, William V Shyne, entregó cerca de 450 dulces, que resultaron ser laxantes.

Cientos de niños enfermaron, y Shyne enfrentó varios cargos criminales.

Lo más extraño del caso, es que Shyne tenía una carrera exitosa como dentista, y nunca nadie se imaginó de que fuera hacer tal cosa.


5.Los niños que encontraron 'píldoras extrañas' entre sus dulces

En el 2015, la Policía Montada de Canadá, informó que un niño había encontrado un paquete de medicinas, dentro de una barra de Snickers.

El envoltorio de las píldoras tenía el sello “APO”, que significa “Apotex”, una compañía farmacéutica que produce medicamentos de prescripción.


6. El niño que recibió un dulce con un medicamento que causa 'convulsiones' en niños

En el 2015, una mujer de Tucson, Arizona, encontró una botella de ‘Dramamine’, en la bolsa de dulces de su hija de 5 años.

Si bien, esta sustancia es segura para los adultos, según informes, puede causar alucinaciones y convulsiones en niños.


7. El niño que recibió 0.1 gramos de Metanfetamina entre sus dulces

En el 2014, una niña de 8 años en la ciudad de Hércules, California, recibió una pequeña bolsa de dulces.

Al no tener ningún tipo de etiqueta impresa, los padres sospecharon y descubrieron que se trataba de metanfetamina.

La policía no pudo encontrar al responsable de esto.


8. El niño que recibió balas en lugar de dulces

En el 2014, Chrissy Campbell, una madre de Peebles, Ohio, encontró tres balas calibre 22, en una cajita de dulces, que se suponía que debía tener chocolates.

Campbell le dijo a la prensa, que la escuela de su hija había organizado una actividad de Halloween, donde cada padre debía llevar un dulce para entregar a los niños.

La escuela jamás reveló la identidad del responsable.