8 Errores que Jurassic Park cometió acerca de los Dinosaurios

La saga de Jurassic Park es una franquicia que despertó el interés por los dinosaurios a muchas personas alrededor del mundo. Sin embargo, las películas podrían tener más errores y fantasía que realidad.

A continuación te presentamos una lista de errores y exageraciones, que Jurassic Park mostró en sus películas, pero que en la vida real jamás sucedieron.

1. Los Velociraptors de la vida real tenían el tamaño de un pavo y tenían plumas

Los Velociraptors de Jurassic Park, son máquinas de [email protected] agresivas y muy rápidas, sin embargo, los velociraptors que existieron en la vida real eran muy diferentes.

Si bien eran carnívoros, su tamaño era el de un Pavo, estaban llenos de plumas y no podían correr a más de 60 km/h, que es una velocidad bastante rápida, pero no tan rápida como para alcanzar la motocicleta de Chris Pratt.

2. El T-Rex no podía correr a la velocidad que lo hace en la película

De acuerdo a la ciencia, si el T-Rex hubiese corrido como se vio en la película, probablemente se hubiese quebrado las piernas, debido a su peso descomunal.

Según “The Blaze”, el T-Rex sólo podía correr a 24km/h, por lo que cualquiera en un vehículo podría haber huido del temible T-Rex.

3. Es imposible obtener ADN de Dinosaurio de un Mosquito

El insecto que se ve en la película, no existía en la época de los dinosaurios, pero si hubiese existido, sería prácticamente imposible que haya quedado atrapado en savia de árbol, justo después de haberse alimentado.

En el 2017 se encontró una garrapata preservada en ámbar del periodo cretácico, sin embargo, fue imposible hacer algo con los rastros de ADN que tenía dentro.

4. Los braquiosaurios no podían estornudar debido a su largo cuello

En Jurassic Park vimos como un adorable braquiosaurio estornuda, bañando de mocos a la protagonista. Sin embargo, los braquiosaurios no podían estornudar.

Los Saurópodos no podían estornudar, porque tenían un cuello tan largo como un edificio de 5 pisos, mientras que su cabeza era diminuta. Si lo hubiesen hecho, probablemente su cabeza hubiese explotado de la presión.

5. El Dilophosaurus no escupía veneno como en la película

En la película vimos como el Dilophosaurus, escupía veneno y desplegaba su cuello para parecer más intimidante.

Sin embargo, el Dilophosaurus de la vida real podía llegar a medir hasta 6 metros de alto, por lo que no necesitaba ni escupir veneno, ni “parecer más grande” para intimidad a sus enemigos.

6. Jurassic Park olvidó ponerle "Plumas" a los dinosaurios

Un detalle que Jurassic Park olvidó poner en el diseño de dinosaurios fueron las plumas.

Según algunas excavaciones en Siberia, sugieren que no sólo algunos, sino la mayoría de dinosaurios tenían plumas en su cuerpo.

Se han encontrado restos de plumas, incluso en dinosaurios que no eran del tipo ave.

Fuente: National Geographic

7. El popó del Tricératops no era nada realista

En la película vimos como los desechos del Tricératops forman una montaña de popó, incluso del mismo tamaño que ellos.

Esto es prácticamente imposible, el popó de los dinosaurios llamados “Coprolitos”, tenían un tamaño mucho menor. Parecido al de una vaca.

8. El T-Rex tenía una visión excelente a diferencia de como lo presentan en la película

Una de las escenas famosas, muestra al Dr. Alan y uno de los niños quedándose completamente quietos, esperando a que el T-Rex no los detecte, debido a su visión limitada.

Sin embargo, el T-Rex tenía una visión excelente, comparada con la de un halcón, ya que tenía los ojos hacia delante, perfectos para detectar a sus presas.