8 Episodios de Los Simpsons que fueron diseñados para hacerte llorar

Los Simpsons es una de las comedias más exitosas de todos los tiempos, pero en su larga historia también han existido episodios que tocan nuestros más profundos sentimientos.

A continuación te presentamos algunos episodios de Los Simpsons que fueron creados para que la audiencia tenga un lagrimón frente a la TV.

1. "Y con Maggie son tres"

En este emocional episodio, vemos como Homero recuerda cómo fue que se enfrentó a la llegada no planeada de Maggie.

Homero tuvo que abandonar su sueño de trabajar con Barney en el Bowlarama, y le suplicó al Señor Burns que le devolviera su trabajo.

El Señor Burns aceptó, pero le puso una placa justo en frente de su episodio que dice: “No lo olvide. Está aquí para siempre”. Al final del episodio los niños preguntan por qué no hay fotos de Maggie en el álbum y luego descubrimos que Homero las tiene cubriendo la placa, que ahora dice: “Hazlo por ella”.


2. "Mamá Simpson"

En este episodio vemos el reencuentro entre homero y su madre hippie, luego de que este pensara que había fallecido años atrás.

Más tarde Mona Simpson revela que en realidad es una fugitiva buscada por sabotear los planes del Señor Burns. Mona termina huyendo de nuevo justo cuando Homero empezaba a encariñarse.

Homero se despide y se sienta en su auto en una noche estrellada, mientras contempla su vida.


3. "Aviso de Mu3rte"

En este episodio de la Temporada 2, Homero acaba con todo el sushi de un restaurant e insiste en probar el “Fugu”, un plato hecho con el venenoso pez globo.

Luego de que Homero se termina el “Fugu”, Homero se entera de que el pescado había sido preparado por un aprendiz y era muy probable que haya sido envenenado.

En el hospital el doctor le dice que sólo tiene 22 horas de vida, por lo que Homero hace una lista para pasar tiempo con toda su familia y perdonar a sus enemigos. Casi al final del episodio se puede ver una escena muy triste de Homero en sus supuestos últimos minutos.


4. "La Primera Palabra de Lisa"

Durante este episodio, vemos como la familia recuerda el nacimiento de Lisa, y como Bart hacía todo lo posible por seguir siendo el centro de atención.

Bart llega al punto de intentar deshacerse de su hermana recién nacida, pero el show termina revelando que la primera palabra de Lisa fue “Bart”.

Este es uno de los momentos más emotivos de hermandad de la serie.


5. "Por la ciudad de Springfield"

En este episodio vemos como “Encías Sangrantes Murphy” le presta su saxofón a Lisa, para dar uno de los mejores conciertos de su vida.

Emocionada, Lisa se dirige al hospital para devolverle el saxofón y contarle su gran noche, sólo para darse cuenta que “Encías Sangrantes Murphy” ha perdido la vida.

Es un momento muy depresivo para Lisa, pero luego todo mejora cuando Bart la ayuda a tocar su música en la Radio, mientras Encías Sangrantes aparece en el cielo al estilo ‘Mufasa’.


6. "Nuestro mejor amigo "

En este episodio, el perro de la familia necesita una cirugía de urgencia y aunque la familia logra reunir dinero para el procedimiento, estos lo empiezan a ver como una carga.

Ayudante de Santa termina huyendo y es rescatado por el Señor Burns, quien lo entrena para ser un perro agresivo.

Cuando Burns ordena a Ayudante de Santa que ataque a Bart, este comienza a recordar los buenos momentos que vivieron en el pasado y logran retomar su dulce amistad.


7. "El Abuelo y la Ineficiencia Romántica "

En este episodio el abuelo Simpson y Homero tienen una gran pelea, debido a que su emprendimiento fracasa, y su propio padre le dice que él fue un accidente.

Homero totalmente herido decide cortar toda relación con su padre, y se niega a aceptar sus disculpas, quejándose que siempre fue un mal padre.

Más tarde Homero se da cuenta que en la foto donde conoció a Santa Claus, es en realidad su padre disfrazado, y esto toca sus más profundos sentimientos.


8. "Un momento de decisión "

En este episodio, Homero olvida por completo el cumpleaños de Marge y le compra una bola de boliche para remediarlo.

Marge harta de la falta de atención decide vengarse yendo a los bolos, donde conoce a un instructor que trata de seducirla.

A último momento, Marge empieza a recordar los buenos momentos que pasó con Homero y que a pesar de ser un tonto que olvidó su cumpleaños, es el hombre más noble que ha conocido.