8 Curiosidades sobre Milly Alcock, la estrella de House of the Dragon

La actriz australiana, de 22 años, consiguió la fama gracias a su aparición en “House of the Dragon”, interpretando al papel de Rhaenyra Targaryen, y conquistando a todos con su belleza y talento.

A continuación, te traemos algunas curiosidades sobre su vida, y otros detalles interesantes sobre el papel que la catapultó a la fama:

1. Milly no había visto GOT porque era "inapropiado" para su edad

Game Of Thrones se estrenó en 2011, en ese momento la actriz tenía aproximadamente 10 años, y según dijo a Vulture “no era realmente apropiado para la edad, ¿sabes a lo que me refiero?”.

Milly confesó que el género fantasía no es realmente su preferido, pero que durante la preproducción de “House of the Dragon”, decidió ver todas las temporadas de GOT, y que “se enamoró de él”. “Entendí por qué tuvo tanto éxito. ¡Es muy bueno!” concluyó.


2. Milly Alcock abandonó la escuela para perseguir su sueño de ser actriz:

El primer papel importante de Milly, fue en la miniserie austrialana “Upright” en 2019. La actriz interpreta a Meg, quien, junto a Lucky, “otro inadaptado, cruzan caminos casualmente, e intentan transportar un piano de una punta a otra de Australia, en un viaje lleno de atropellos” relata la sinopsis.

Para interpretar este papel, Milly decidió abandonar la escuela, “Sabía que esta oportunidad sería mucho más valiosa que obtener un pedazo de papel. Nunca lo dudé ni por un segundo, fue casi impulsivo” mencionó la actriz en una entrevista.


3. El trabajo como actriz no le generó suficiente dinero, por lo que tuvo que trabajar como lavaplatos por un tiempo:

A pesar de tener un protagónico en una mini serie, y otros papeles secundarios en mini series de TV australianas, Milly relató que debía seguir viviendo en el ático de su madre, pues el dinero no era suficiente.

También tomó un segundo trabajo de medio tiempo como lava platos en un restaurante, para así poder solventar sus gastos.


4. Milly y Fabien Frankel (Criston), se emborracharon juntos para conocerse mejor:

Fabien Frankel, quien interpreta a Criston Cole, fue la primera persona que Milly conoció, antes de ir al set de filmación. Milly relata que ambos pidieron conocerse a través de sus agentes, para tener una mejor relación de amistad.

“Dimos una gran caminata y nos emborrachamos mucho juntos. Desearía tener más escenas con él” relató a Vulture.


5. El papel por el que abandonó la escuela, le otorgó el premio “Rising Star”:

Debido a que los papeles secundarios que interpretó en la tv australiana, eran en su mayoría “dramas policiales, porque eso es lo único que hay” según comentó Milly. “Upright” tuvo un éxito inesperado que la catapultó internacionalmente.

A la critica le encantó tanto la mini serie “Upright”, que incluso le otorgó a la actriz, el premio “Rising Star” de Casting Guild of Australia 2018. Un título certero para lo que le esperaba a muy pronto.


6. La actriz considera que montar un caballo es mucho más divertido que montar un dragón:

Milly bromeó diciendo que prefiere montar a un caballo, pues allí puede dar vueltas en el set, mientras se muestra bastante orgullosa de sus habilidades haciéndolo.

También mencionó que no es tan divertido filmar las escenas sobre el dragón, pues debido a su inexperiencia en escenas de acción, nunca sabía que cara poner mientras los sopladores de hojas estaban ventilando su rostro.


7. Lo primero que la actriz hizo cuando se enteró que había conseguido el papel, fue embriagarse para celebrar:

Milly relató que no tenía idea de la importancia del papel para el que estaba audicionando hasta que un amigo se lo hizo notar, “Hice una cinta/audición para un proyecto desconocido de HBO y fui a filmarla con un amigo mío. Él me dijo, esta es una escena de GOT, una escena con Arya Stark” mencionó en una entrevista.

“Como dos semanas después, recibí una llamada telefónica y mi vida cambió” relató, explicando que estaba cocinando en casa de su amigo, cuando le dieron la noticia sobre obtener el papel, pero que no debía decirle a nadie.

“Le pregunté (a su amigo) si tenía una botella de vino, tenía, así que simplemente me emborraché”


8. A pesar de todo, Milly dice estar sufriendo con la fama que House of the Dragon le ha traído:

“Ver mi cara me pone constantemente tensa. Nadie debería tener que pasar por esto. Me pone increíblemente ansiosa, no sé cómo las celebridades pueden someterse a eso y navegar tranquilamente con la fama”, aseguró la actriz.

“Realmente no sé cómo abordarlo. Es extremadamente intimidante. Entonces, he sido un poco más solitaria de lo que normalmente sería”.