8 Curiosidades que pasan en los Vuelos que Transportan Presidiarios

En Estados Unidos existe una aerolínea estatal destinada al transporte de reclusos dentro y fuera del país.

Durante uno de estos vuelos de máxima seguridad, ocurren un sin número de curiosidades que te las presentaremos a continuación.

1. Los criminales más peligrosos han viajado en esa aerolínea

Desde 1995 existe la aerolínea J-PATS, encargada de transportar a los criminales más peligrosos del mundo.

En dicha aerolínea son cambiados de prisión, as3sinos y psicópatas como “El Chapo Guzmán”, y otros delincuentes, que son tan peligrosos como para viajar por tierra.

2. Los vuelos son sorpresa y no hay manera de que los prisioneros sepan que están a punto de volar

Los prisioneros no tienen ni idea que están a punto de volar, hasta que el guardia les informa que están a punto de ser trasladados.

Esto para evitar cualquier plan de fuga o que alguna organización externa intente atacar al prisionero o al avión que lo transporta.

3. Hay reclusos que nunca han volado y entran en pánico

Subirse a un avión sin previo aviso y sin saber el destino, puede ser una experiencia traumática para muchos.

Muchos reclusos no han viajado antes en un avión, por lo que algunos experimentan ataques de pánico cuando el avión comienza a ascender.

4. El avión puede hacer varias paradas y los reclusos no tienen idea donde están

Un avión puede hacer varios aterrizajes para recolectar reclusos que serán transferidos a distintas prisiones del país.

Esto quiere decir que los reclusos pueden viajar a distintas partes del país e incluso del mundo, sin si quiera saber donde se encuentran.

5. Si un recluso tiene que ir al baño debe hacerlo frente a uno de los guardias

La seguridad en el interior del avión es extrema, no sólo los reclusos están con esposas en las manos, en los pies y una cadena en la cintura, sino que también existe un protocolo para ir al baño.

En caso de que un prisionero pida ir al baño, tiene que hacer sus necesidades biológicas en frente de un guardia con la puerta abierta.

6. Los aviones viajan llenos de guardias fuertemente armados

Por lo general por cada 2 prisioneros viaja un guardia fuertemente armado.

A pesar de que los prisioneros viajan esposados, no se puede correr el riesgo de que haya un motín en pleno vuelo.

7. La mayoría de reclusos disfruta de la vista aérea

La mayoría de vuelos de reclusos transcurren sin mayores problemas.

Muchos reclusos disfrutan estos vuelos, ya que es la única oportunidad para tener una vista agradable.

8. Los guardias pueden quitarles las esposas sólo en una situación de peligro

Los prisioneros viajan literalmente encadenados de manos, pies y cintura y sólo se las pueden retirar en caso de emergencia.

En 1995, antes de la fundación de esta aerolínea, un aeronave que transportaba a un grupo de prisioneros, sufrió un incendio en uno de sus motores, y antes de aterrizar los guardias tuvieron que quitar las esposas a todos, para hacer una evacuación rápida.