8 Cosas que los ‘Ex Convictos’ no pueden hacer en Estados Unidos

Todos merecen una segunda oportunidad, pero las personas que salen de la cárcel en Estados Unidos, tienen una reinserción en la sociedad muy difícil.

A continuación te presentamos algunas cosas que los ex convictos tienen prohibido hacer y como afecta esto a su vida cotidiana.

1. Un ex convicto no puede ser nutricionista

Convertirse en nutricionista siendo ex convicto es prácticamente imposible en Estados Unidos.

Las instituciones piden un historial criminal, ya que un nutricionista puede trabajar con personas vulnerables como niños y ancianos.

2. Un ex convicto no puede viajar libremente a otro país

Aunque los ex convictos pueden obtener un pasaporte, muchos países imponen restricciones a personas que han cometido delitos.

Por ejemplo, los traficantes de sustancias ilícitas y las personas con algún delito [email protected] tienen limitaciones a la hora de viajar a países europeos.

3. Un ex convicto no puede votar

Una persona que ha sido convicto pierde su derecho a votar en todos los estados para todas las elecciones.

Aunque en algunos estados esto es permanente, en otros se puede apelar demostrando que se es un ciudadano reformado.

4. Los ex convictos no pueden trabajar en cargos del gobierno por 10 años

En la mayoría de estados es ilegal que el gobierno contrate a un ex convicto.

Sin embargo, existen algunas ciudades donde tienen que pasar 10 años para que una persona pueda postularse a un trabajo gubernamental, siempre y cuando el delito haya sido leve.

5. Los ex convictos pierden el derecho a portar armas

Suena bastante lógico que los ex convictos pierdan el derecho americano a portar armas, sin embargo, esto puede revertirse, incluso si el ex convicto fue detenido por delitos violentos.

Esta es una de las regulaciones más incoherentes, ya que se da prioridad a la Segunda Enmienda.

6. Los ex convictos no pueden ser jurados

Muchos estados prohíben específicamente que los ex convictos se conviertan en jurados judiciales.

Esto para evitar cualquier intento de intromisión en el sistema judicial por parte del crimen organizado y pandillas.

7. Los ex convictos no pueden unirse al ejército

Es extremadamente difícil unirse al ejército si una persona tiene un registro criminal.

Sin embargo, las fuerzas armadas a veces hacen excepciones, pero todo dependerá de la gravedad del delito que hayan cometido.

8. Los ex convictos no pueden encontrar un buen lugar para vivir fácilmente

Los ex convictos no tienen prohibido alquilar una propiedad, pero los propietarios siempre hacen una revisión criminal a todos sus inquilinos.

A diferencia de otros países, los propietarios pueden negar la renta de su propiedad sin dar mayores detalles y sin que los demanden por discriminación, por lo que encontrar un buen lugar para vivir, es casi imposible para los ex convictos.