8 Cosas que la Reina Elizabeth tiene PROHIBIDO hacer

Incluso la mujer más poderosa del mundo tiene cosas que no puede hacer.

Estas son algunas cosas que la Reina Elizabeth tiene “prohibido” hacer.

1. No puede expresar sus opiniones políticas

Según las reglas del Reino Unido, se espera que la Reina adopte una posición neutral ante cualquier escenario político.

Jamás debe apoyar o invalidar a un político, de lo contrario causará una controversia gigantesca, como cuando demostró estar en contra de las políticas de Margareth Thatcher.

2. No puede firmar autógrafos

Aunque varios miembros de la realeza lo han hecho, la Reina no tiene permitido firmar ningún documento que no haya sido revisado por sus asesores.

En el 2020, una tarjeta navideña que tenía la firma de la Reina fue vendida por 4.500 Libras Esterlinas.

3. No puede elegir un nombre para sus hijos

La Reina dio a luz a cuatro hijos y no pudo elegir los nombres de ninguno de ellos.

Los nombres de los miembros de la realeza, deben ser de antepasados y no pueden tener nombres ‘modernos’.

4. No puede cruzar las piernas

La Reina siempre se sienta en una posición llamada: “La inclinación de la duquesa”, que consiste en mantener las piernas firmes, juntas e inclinadas hacia un lado.

Sin embargo, la Reina una vez fue vista cruzando las piernas en un video privado donde hablaba de su coronación.

5. La Reina Elizabeth no puede sentarse en ningún trono ajeno

Las reglas de la Monarquía prohíben que la Reina se siente en el trono de cualquier otro rey.

Esto debido a que puede causar controversias y ofender a pueblos enteros. Sin embargo, la Reina incluso se rehusó a sentarse en el trono de la serie Game of Thrones, argumentando que lucía muy incómodo.

6. No puede comer en exceso

La Reina Elizabeth no puede ‘Comer como un Rey’.

Aunque prácticamente puede hacer lo que ella quiera, la Reina ha hecho una promesa para servir durante el resto de su vida, por lo que debe tener una dieta estricta, para dar lo mejor de sí.

7. No puede tener uñas largas

La Reina Elizabeth no puede tener uñas largas, ni pintadas con colores llamativos.

La Reina en muy rara vez ha usado un tono pastel, pero por lo general siempre tiene las uñas limpias.

8. No puede renunciar a sus guardaespaldas en ningún momento

La Reina nunca puede estar sola realmente.

Aunque ella pida un poco de privacidad, sus guardias nunca la dejan sola realmente.

Saben donde está todo el tiempo y siempre están a pocos pasos para acudir en caso de emergencia.