8 Antes y Después de personas que fueron sometidas a una lobotomía

La medicina ha tenido que pasar por cientos de pruebas y error para llegar a lo que hoy se conoce, uno de las prácticas más crueles fue la lobotomía.

A continuación, te traemos historias de personas que pasaron por esta terrible práctica, y cómo esto cambió sus vidas:

1. Rosemary Kennedy tuvo que aprender a caminar y hablar luego de su lobotomía:

Rosemary Kennedy sufría algunas discapacidades de aprendizaje, y hasta los 23 años, comenzó a tener ataques de ira incontrolables, que hacían ver mal a la familia Kennedy.

Joseph Kennedy, sin consultar a su esposa, autorizó una lobotomía para Rosemary a la edad de 23 años. La operación fue un fracaso, y esta terminó sin poder caminar, ni hablar.

Durante los siguientes 64 años, vivió escondida en instituciones, y necesitaba de atención las 24 horas.

2. Alys Robi cantante de "Bésame mucho" recibió una lobotomía en contra de su voluntad:

Alys Robi lo tenía todo, su popularidad estaba en la cima, pero un accidente automovilístico a los 25 años le cambiaría la vida. Sufrió un traumatismo craneal, y esto la dejó deprimida.

Al momento de ser internada en un manicomio, en contra de su voluntad, Alys estaba totalmente cuerda, (cartas de la época previa lo demuestran). Allí recibió electroshocks y una lobotomía, mientras su padre iba a juicio para manejar su dinero.

Años más tarde consiguió su libertad, volvió a cantar, y escribió dos autobiografías sobre su tiempo antes y después de ser encerrada en el manicomio.

3. Sallie Ellen recibió una lobotomía que la ayudó:

Antes de recibir la práctica, Sallie Ellen era una ama de casa de 29 años con depresión severa y violentamente su!c!da.

Sallie fue la primera en recibir una lobotomía con picahielos, y asombrosamente, fue todo un éxito. Su hija dijo que después del procedimiento, “todo fue paz”, y que su madre había vuelto a ser la misma.

4. El conde de Galloway recibió una lobotomía para curar lo que ahora se conoce como autismo:

Randolph Stewart fue diagnosticado como esquizofrénico a una edad temprana, y hoy se considera que el diagnóstico fue errado, y que posiblemente haya sido autista.

En 1952, a la edad de 23 años, fue lobotomizado. “Nunca volví a ser el mismo” dijo.

Luego de la cirugía pasó 15 años internado en un instituto mental. Posteriormente se casó, pero comenzó a volverse violento y atacó a 3 personas, incluida su esposa.

5. Rose Williams sufría esquizofrenia, y la operación la dejó en un estado catatónico:

Rose, hermana mayor del dramaturgo Tennesse Williams, sufría esquizofrenia. Su hermano la describió como una de las personas más dulces y genuinas que conoció.

En 1943, sus episodios maníacos empeoraron, y aceptó someterse a una lobotomía frontal. La cirugía dejó a Rose en un estado casi catatónico, y permaneció en una institución de cuidados hasta el fin de sus días.

6. Howard Dully tenía 12 años cuando fue sometido a la lobotomía por ser un niño inquieto:

Howard describe que todo fue planificado por su madrastra, y que su padre aceptó el procedimiento para darle el gusto. La señora Dully lo describió como un niño inquieto que sueña despierto, y al que no podía soportar.

El médico le practicó la lobotomía, y a pesar de que Howard terminó “tranquilo y sonriente”, este terminó bajo la tutela del estado.

Howard dice sentirse como “un bicho raro, avergonzado”. Actualmente trabaja como conductor de un autobús en California.

7. Josef Hassid era un genio del violín, la lobotomía le quitó la vida:

Josef era considerado uno de los mejores violinistas del siglo XX. Los médicos recomendaron practicarle una lobotomía frontal, pues padecía de esquizofrenia, esto terminaría siendo su fin.

Era 1950, y poco después de la terrible práctica, este desarrolló una infección postoperatoria, que progresó a meningitis. Josef falleció a los 26 años.

8. Dave Rubinstein fue sometido a una lobotomía de "emergencia", y más tarde se quitó la vida:

Dave formó la pionera banda de punk “Reagan Youth”, y su adicción a los estupefacientes provocó que se involucre en una pelea, que lo dejó con una lesión en la cabeza.

Fue sometido a una lobotomía de emergencia, pero nunca volvió a ser el mismo. En 1993 se quitó la vida después de que se sumiera en las adicciones, y su novia fuera [email protected] por Joel Rifkin.