15 Cosas que arruinaron la vida de Matthew Perry, la estrella de “Friends”

Matthew Perry tenía una prometedora carrera después de Friends, pero algo pasó en el camino que lo dejó en una mala situación. Las adicciones y otros eventos convirtieron la exitosa carrera del actor, en algo que quedó en el pasado.

A continuación te presentamos una lista de cosas tristes que destruyeron su carrera, y lo que tuvo que pasar el actor en su época más oscura.

1. Todo comenzó con su accidente

Perry comenzó su adicción a los fármacos después de un accidente en una moto acuática que lo volvió adicto al Vicodin. Un poderoso pero adictivo medicamento para el dolor.

“Me sentí mejor de lo que alguna vez me sentí en toda mi vida. Tuve un gran problema con las píldoras y el alcohol, y no pude parar”, dijo el actor.


2. No la pasó bien grabando Friends

Trabajó en “Friends” desde sus 24 hasta los 34 años y debido al éxito de la serie, el elenco viajaba a todos lados, Perry asegura que fue el momento más triste de su vida.

Perry tenía que fingir estar pasándola de maravilla ante las cámaras, mientras que su vida privada se caía a pedazos.


3. Sufrió mucho en rehabilitación

Perry dio su primer paso por rehabilitación en 1997, para enfrentarse a su adicción al Vicodin.

“Fue la cosa más aterradora que me haya pasado. Obtienes un nuevo respeto por ti y por la vida cuando pasas por algo tan difícil”, confesó el actor.


4. Perry solía mezclar Vodka con pastillas

Luego continuó con el alcohol, él reveló que en su peor momento llegó a consumir 2 botellas de vodka y unos cuantos pares de comprimidos por noche.

“Una noche “buena” significaba terminarse una botella de Vodka sin consumir pastillas”.


5. Empezó desde los 13 años de edad

El actor confesó que sus problemas con el alcohol comenzaron cuando tenía solo 13 años, después de consumir una botella de vino en una fiesta con sus amigos.

El actor no veía el alcoholismo como un problema, hasta que la mezcla con medicamentos empezó a empeorar su situación.


6. Su Páncreas no pudo resistirlo

Posteriormente, Perry terminó en el hospital durante dos semanas debido a una pancreatitis aguda.

Los médicos diagnosticaron que fue una “pancreatitis inducida por alcohol”. En aquella época, el actor grababa los episodios de ‘Friends’ un tanto alcoholizado.


7. Esta fue la razón de su delgadez

En sus inicios, Matthew jamás tuvo sobrepeso, pero sus claros problemas con el alcohol, le pasaron factura en su salud, y por consecuente a su apariencia física.

Esto lo llevó a perder casi 10 kilos, la afección es causada por el exceso de alcohol y medicamentos recetados.


8. Comenzó a buscar pastillas en personas equivocadas

Su desesperación por consumir pastillas, lo llevó a contactarse con una estrella de cine para adultos llamada Maddy O’Reilly.

Ella relata que primero la invitó a cenar, que le canceló y poco tiempo después le habló para que lo ayude a conseguir alguien que “le venda 40/50 pastillas”.


9. La rehabilitación afectó a Friends

Regresó a rehabilitación en 2001, con la intención de completar su tratamiento por una recaída con el Vicodin, metadona, anfetaminas y alcohol.

Esto afectó la filmación de “Friends” puesto que los capítulos de la temporada estaban en plena producción. Muchas de sus escenas tuvieron que ser descartadas o reducidas por esto.


10. Se accidentó luego de salir de rehabilitación

El día siguiente de salir de rehabilitación, estrelló su Porsche en una casa vacía.

Afortunadamente no resultó herido, y no se encontraron drogas ni alcohol en su sistema en ese momento. Perry lo catalogó como “Una terrible ironía”


11. Ninguno de sus amigos sabía de sus problemas

Matthew Perry admitió que se convirtió en un experto al ocultar sus problemas con sus coprotagonistas.

Jennifer Aniston, Courteney Cox, David Schwimmer, Matt LeBlanc y Lisa Kudrow, ninguno tenía ni la más mínima idea de lo que estaba sufriendo en su vida privada.


12. Perry culpa al dinero por la mayoría de sus desgracias

Perry dice que todo comenzó cuando “Friends” despegó y la fama se le subió a la cabeza.

El dinero que ganaba lo hizo “desear tener todo, comprar lo que quisiera y la exageración se hizo cargo. Lo quería todo y lo tomé todo”, confesó el actor mientras rememoraba la época donde se hizo millonario.


13. Cuando terminó la serie, se hundió en depresión

Cuando terminó la serie, Perry se hundió en la depresión y los cambios en su apariencia física se volvieron más que evidentes.

“Me convertí en un chico mimado de la fiesta de Hollywood y para empeorar las cosas empecé a odiarme a mí mismo. Ahí fue cuando busqué algo artificial y me metí en problemas “


14. No recuerda sus mejores momentos en Friends

Tres años de “Friends” están un poco borrosos en la mente de Perry, él admitió que no puede recordar gran parte de la serie debido a su adicción, desde la temporada 3 a la 6.

Las lagunas mentales son un claro síntoma de una persona que ha abusado mucho del alcohol.


15. Convirtió su hogar en un centro de rehabilitación

Cuando sintió que era suficiente, Perry convirtió su hogar en un lugar para ayudar a las personas a superar sus adicciones.

“Perrys House” un programa de meditación y sobriedad de 12 pasos que luego terminó cerrando debido a la falta de presupuesto.