14 Tristes secretos que fueron descubiertos sobre “Enchúlame la Máquina”

“Enchúlame la Máquina” fue un programa que trascendió en el mundo entero e impulsó a otros realities de automóviles y motocicletas a seguir produciendo contenido.

Pero lamentablemente, después de varios años, es hora de que nos quitemos las gafas de la nostalgia y enfrentemos la realidad.

1. Los participantes no podían vender los autos luego del show

Los participantes firmaban un contrato donde no podían vender los autos a precios inflados, sólo porque habían aparecido en el show.

Esto debido a que se estaban aprovechando del trabajo de los restauradores, sin estos recibir nada a cambio.


2. Algunas mejoras sólo eran para las cámaras

El show llegó a mostrar un automóvil tan modificado, que tenía pantallas en los guardafangos.

Esto obviamente no era para nada funcional, por lo que obviamente fue una mejora sólo para las cámaras. La mayoría de autos no tenían tantos gadgets.


3. Muchas cosas se arruinaban al día siguiente

Algunas cosas dejaban de funcionar justo después de grabar.

Esto debido a que colocaban cosas muy delicadas, o cosas que no eran para un automóvil.

Un dueño se quejó de que el asiento con leds era tan caliente que le era imposible conducir.


4. Los mecánicos se concentraban sólo en las apariencias

Los mecánicos no arreglaban los problemas mayores de los autos, sólo se limitaban a cambiarle de pintura y agregarle gadgets extravagantes.

Muchos de los autos se veían geniales, pero tenían problemas de motor, frenos, etc.


5. Toda la reacción de los ganadores era actuada

Los participantes sabían que X-Zibit les estaba por tocar la puerta y la reacción que tenían al verlo era actuada. Esto para tener un mayor control de la escena.

El público de aquel entonces disfrutaba de ver las reacciones sobreactuadas y esperaban que algún día X-Zibit les tocara la puerta.


6. X-Zibit temía subirse a algunos autos

El show mostraba a X-Zibit conduciendo los autos en mal estado, desde la casa de los propietarios al taller de remodelación. Sin embargo, esto jamás pasó.

X-Zibit no conducía los autos al taller temiendo de que el mal estado del auto provoque un accidente.

Esto sólo sucedía en las cámaras.


7. Un participante acusó al show de hacerle bullying

Este participante acusó al show de que le hicieron bullying por ser gordo.

El chico denunció que la producción le había colocado comida chatarra en la parte trasera de su auto, para inventar una historia sobre su vida y sus hábitos alimenticios.


8. Algunos autos tardaban demasiado

El show hacía parecer que los cambios se hacían en un par de días, sin embargo, los mecánicos se quedaban con los autos hasta por 6 meses.

Muchos no tenían un auto de reemplazo y se vieron perjudicados por el show.


9. Algunos tenian que repetir sus reacciones

Las reacciones al ver su automóvil “Enchulado” eran actuadas, y algunos tenían que repetirlas una y otra vez hasta que MTV esté satisfecho.

En ese entonces la gente debía sobreactuar su reacción, aunque no estén de acuerdo con muchos de los cambios de sus autos.


10. No todos los participantes quedaban felices

Los participantes no tenían control sobre las modificaciones y algunas hasta resultaban molestas para sus dueños.

Sin embargo, esto jamás se mostró en MTV.


11. Las casas también eran falsas

MTV usaba casas falsas para los concursantes. Esto para tener un mejor control de la situación y que no hayan familiares en el fondo.

Al mismo tiempo, era una forma de proteger la privacidad de las personas, ya que nadie quería revelar su verdadero domicilio en TV Mundial.


12. Uno de los autos se incendió luego del show.

Justin Dearinger, fue uno de los concursantes que terminó con el auto en llamas.

Justin decidió invertir 20 mil dólares más en modificaciones económicas, lo que provocó que todo su sistema eléctrico haga corto circuito y terminó con el auto en llamas.


13. MTV no les daba un auto de reemplazo

MTV les daba 2 mil dólares para que los participantes renten un automóvil, sin embargo, esto era inútil ya que el auto se podía quedar hasta 6 meses en el taller.

MTV no se hacía responsable de los gastos extras que surgían durante la remodelación.


14. Los videos de casting también eran falsos

El programa mostraba supuestos videos hechos por los concursantes, en los que le imploraban a MTV que les remodelaran el auto.

Sin embargo, esto era totalmente falso. La gente no enviaba sus videos a MTV, si no que fueron convocados a un casting entre 2 mil autos viejos, para grabar cada video.