12 Cosas cotidianas que son extremadamente peligrosas para tu salud

A veces hacemos cosas en casa que podrían considerarse como algo habitual, pero que “esconden” peligros para tu salud, y la de tus mascotas.

Por ello aquí te traemos 12 cosas con las que debes tener cuidado en tu vida diaria:

1. Tus recibos de compra te podrían dejar estéril por el “Bisfenol A”:

Identificarlos es sencillo, son los recibos que pierden el impreso al poco tiempo, o tienen un fino polvo blanco (el BA), por ello los expertos aconsejan no doblarlos, arrugarlos para desecharlos, escribir notas o guardarlos en la billetera.

Este compuesto tóxico puede provocar infertilidad, diabetes tipo 2 y cáncer.

El compuesto químico Bisfenol A es un “disruptor endocrino”, sustancia que se comportar de forma similar a la hormona estrógeno, perturbando o alterando el correcto funcionamiento de nuestras hormonas y el sistema endocrino

2. Tu licuadora esconde un “zoológico” de gérmenes y moho:

Muchas veces usamos la licuadora y lavamos el vaso sin retirar la parte de la cuchilla y la goma, este lugar se convierte en el entorno ideal para el desarrollo de gérmenes y moho, por ello debes desarmarla por completo y lavar muy bien todas las partes.

Si la dejas mucho tiempo, podrá incluso llenarse de pequeños gusanos.

3. Tu pantalón jean podría costarte la vida:

Los skinny jeans (esos pantalones jeans muy apretados), pueden causarte una afección seria llamada “síndrome compartimental”, que provoca un aumento de la presión en un comportamiento muscular, dañando nervios, músculos y problemas de flujo sanguíneo.

No te pongas de cuclillas o hagas trabajos que requieran generar más presión en ellos, para evitar causarte daño.

4. Las gafas de sol baratas son peores que no usar gafas de sol:

No te protegen de los rayos UV, si no que alteran tu rango de visibilidad, el diafragma del ojo se expande a un nivel normal (por la oscuridad del lente) y tu retina se quema con la luz ultravioleta.

Cuando se trata de la salud de tus ojos, jamás escatimes dinero. La vista es invaluable.

5. Debes tener mucho cuidado con las nueces y maní que comes, podrían causarte cáncer de hígado:

Las aflatoxinas son un tipo de toxina producida por ciertos hongos en cultivos agrícolas como el maíz, maní, y frutos secos de cáscara dura como las nueces.

Estos hongos pueden contaminar los cultivos en los campos, durante la cosecha o durante el almacenamiento, y podemos consumirlos mediante la ingesta directa de estos productos, o a través de la carne (animales que comieron estos alimentos contaminados) y a través de productos procesados como la mantequilla de maní.

Por ello la FDA aconseja solo consumir productos certificados.

6. Las tablas de cortar de plástico formas poros microscópicos que permiten atrapar la suciedad:

El plástico va creando surcos casi invisibles que albergan suciedad y restos microscópicos de alimentos, generando un ambiente ideal para los gérmenes, bacterias y moho.

Es preferible usar las tablas de cerámica, y tener una tabla para carnes y otra para verduras, si prefieres usar las de plástico, reemplazarlas cada pocos meses.

7. Usar chanclas por mucho tiempo puede generar dolores en las rodillas, espalda y cadera:

Las chanclas tiene una fina lámina de goma incapaz de amortiguar el impacto contra las superficies duras, creando como consecuencia dolores de rodillas, espalda y caderas.

O fascitis, inflamación de la planta del pie que causa dolor en el talón.

8. No uses punteros láser con tus gatitos, puedes causarle apatía al juego:

Los gatos son cazadores por naturaleza, y sus garras están diseñadas para ATRAPAR su juguete (presa), hacerlos jugar con un láser, no va a satisfacer este instinto/necesidad, y solo le causará apatía, pues obviamente nunca lograrán “atraparlo”.

Aunque a ti te parezca divertido, para ellos es una tortura.

9. El botulismo es causado por alimentos en conserva caseros:

Los alimentos caseros no ácidos (sin sal de nitrito) con un alto contenido de proteínas deben comerse después de un tratamiento térmico, freír o hervir, pues pueden contener la toxina botulínica que se genera en poca presencia de oxígeno.

Asegúrate siempre de preparar correctamente tus alimentos caseros.

10. Los lirios son altamente TÓXICOS para tu gato:

Todas las partes de la planta son tóxicas para los gatos, pétalos, hojas, tallo y polen. Si el gato ingiere un pétalo o lame el polen, esta le causará un fallo renal agudo.

En el caso de los perros, el consumo de estas solo les provocará algún problema gastrointestinal menor.

11. La bolsa de aire de tu vehículo causará tu despedida de este mundo si no estás usando cinturón de seguridad:

El impacto contra la bolsa inflada puede ser igual de peligroso como si no hubiese bolsa.

La bolsa es sólo un complemento de seguridad que debe ser usado con el cinturón.

12. Nunca tomes una pastilla/tableta sin agua, se podría atascar en tu esófago:

Estas irritarán el esófago si se alojan allí o tardan en llegar al estómago.

Si debes cumplir con un horario marcado y no tienes acceso a agua, juntar mucha saliva para tragar la pastilla sería lo más “recomendable” (solo en caso de emergencias).