10 Trucos Científicos que pueden salvarte la vida en caso de emergencia

La vida es impredecible, y las desgracias pueden suceder en cualquier momento, por ello debes saber cómo actuar, en caso de que te encuentres atrapado en una emergencia.

A continuación te presentamos una colección de datos lógicos y científicos que pueden salvarte la vida en cualquier momento:

1. No grites si te encuentras bajo los escombros, solo te desgastará:

Si alguna vez tienes la mala fortuna de quedar enterrado entre los escombros, lo que debes hacer es agarrar un pedazo de ladrillo (o lo que encuentres) y comenzar a hacer sonidos repetitivos en intervalos de 3.

Los rescatistas notarán con mayor rapidez los patrones de sonido, y cuando los escuches cerca, será el momento de comenzar a gritar.

2. Si tu auto se está hundiendo, baja la ventana lo más rápido que puedas:

Abrir la puerta es difícil, así que no lo intentes, solo te hará perder el tiempo, pues tienes entre 30 a 60 segundos para abrir la ventana antes de que la presión no te lo permita.

Si el sistema eléctrico no te permite abrir la ventana, toma cualquier objeto para romper la ventana lo más rápido posible y salir.

3. Si estás en la playa y el agua se aleja más de lo normal, corre, se acerca un tsunami:

Tilly Smith tenía 10 años (2004) cuando notó esto, y salvó a más de 100 turistas que se encontraban disfrutando de la playa Phuket en Tailandia.

Tilly notó que el agua retrocedió de la costa (más de lo normal) y comenzó a formar espuma en la superficie del mar, advirtió a todos, pues 2 semanas antes, en la escuela le enseñaron esto.

4. Si se anuncian desastres naturales, asegúrate de tener agua limpia:

Después de un gran desastre natural, el agua se corta o está contaminada, por ello es importante tener reservas.

Llenar botellones, baldes o incluso la bañera de agua en caso de emergencia.

5. Tu mochila tiene un silbato incorporado:

Muchas mochilas modernas tienen un silbato incorporado en la hebilla.

Esto fue diseñado especialmente para personas que caminan o acampan en el bosque, como un sistema de alarma en caso de que se pierdan.

6. Si observas olas cuadradas en la playa, sal del agua rápido:

Las olas cuadradas son un fenómeno que se da en pocos lugares, uno de ellos es la Isla Ré en Francia, y es altamente peligroso.

Este fenómeno se conoce como “mar cruzado”, y se da cuando dos corrientes marinas contrarias chocan entre sí a gran velocidad y con mucha fuerza. Usualmente esto sucede de forma normal, pero a gran profundidad, y no se puede ver en la superficie.

Cuando es visible en la superficie, las personas que se encuentren en el agua pueden ser arrastradas al fondo del mar, y las embarcaciones quedan atrapadas, incluso haciendo que se vuelquen.

7. Si no tienes una batería del tamaño correcto, usa papel aluminio:

Si por alguna emergencia las pilas que tienes no son del tamaño correcto, usa la batería más pequeña y añade papel aluminio.

El papel aluminio transferirá la electricidad en el espacio faltante y te ayudará momentáneamente.

8. Si te quedas atrapado en una corriente de resaca, nada de lado a lado:

La corriente de resaca o corriente de retorno, es una fuerte corriente superficial, que sucede cuando el agua retrocede desde la costa hacia el mar.

Si te quedas atrapada en una, no intentas nadar hacia la orilla, pues te seguirá empujando y solo perderás energía, debes de nadar de lado a lado hasta que salir de la corriente, y luego nadar hacia la costa.

9. Si un tornado parece no moverse, es porque se dirige hacia ti:

Si un tornado se dirige hacia ti debes entrar al edificio o casa más cercana a ti, buscar el sótano, o algún baño, o closet (áreas sin ventanas).

Si te encuentras a la intemperie, y no hay algún refugio cerca, intenta acostarte en una zanja o área que esté a un nivel más bajo. En ambos casos debes protegerte la cabeza y el cuello con los brazos.

10. Si una persona se cae al agua fría, nunca la pongas junto al fuego:

La persona que está al borde de la hipotermia debe calentar su cuerpo lentamente, pues de lo contrario podría ser fatal.

Esto se debe a que el flujo sanguíneo de esta persona, no puede adaptarse lo suficientemente rápido a ese cambio de frío extremo a calor extremo.

Quítale la ropa mojada, es mejor si la cortas, para evitar movimientos excesivos, cúbrelo con mantas, dejando solo la cabeza expuesta, usar compresas calientes sobre las mantas, o darle a beber algo tibio mientras espera a emergencias.