10 Razones absurdas por las que se acusó a la gente de brujería en el SIGLO XV

Entre mediados del siglo XV y finales del XVIII, los juicios por brujería eran algo “común”.

Pero, aunque la mayoría de las razones era absurda, aquí te traemos 10 razones increíblemente ridículas:

1. Un tercer p3zón era considerado la "[email protected] para amamantar a Satanás":

Después de que una persona era acusada de brujería, uno de los siguientes pasos era ser examinado en busca de marcas de nacimiento, lunares “raros” o terceros pez0nes, pues estos eran una señal de pacto con el diablo.

El tercer p3zon era supuestamente usado para “amamantar a Satanás”, (1 de cada 500 personas lo tiene), por ello, las personas que lo tenían optaban por cortárselo para evitar ser enjuiciados.

2. Una mujer de 71 años fue declarada culpable por no escuchar bien:

Rebecca Nurse era una mujer de 71 años, fue acusada por un grupo de mujeres de sufrir “tormentos” por los “espectros o espíritus” de Rebecca, entre otras acusaciones sin sentido.

Durante el juicio, el tribunal la declaró inocente, pero en un intento de acallar a la multitud histérica que no estaba de acuerdo, le hicieron una última pregunta que no logró escuchar porque estaba parcialmente sorda.

Ante su silencio, el jurado asumió que esto era señal de su culpabilidad. Fue excomulgada de Salem en 1692, y [email protected] públicamente.

3. Por reírse de las ridículas acusaciones que estaban haciendo en su contra:

Susannah Martin ya había pasado por un primer juicio del que salió victoriosa.

Durante su segundo juicio, el grupo de mujeres que la acusó de haber sido lastimadas “muchísimas veces”, comenzó a actuar frente a ella diciendo que Martin les estaba provocando convulsiones.

A Ante esto, Martin se rió en dos ocasiones, razón suficiente para el magistrado de enviarla al examen físico, y posterior ejecución.

4. Por teñir un pedazo de tela de color negro:

Bridget Bishop fue la primera víctima de los juicios de Salem de 1692. Más de 10 testigos dieron largos testimonios sobre como la mujer los hechizó a ellos, su familia o animales.

Dos mujeres dijeron que Bishop les pidió que tiñeran un pedazo de negro un pedazo de tala, que “no podía usarse para nada más que un muñeco que se usa en brujería”.

5. Por ser pobre y murmurar:

Sarah Good estaba embarazada cuando fue acusada de brujería, la mujer era muy pobre, y era común verla mendigando de puerta en puerta pidiendo limosnas.

Una mujer testificó que después que se negara a ayudar a Sarah, esta murmuró algo, y al día siguiente, una de sus vacas mur!ó “misteriosamente”.

A pesar de su embarazo fue declarada culpable, y tan pronto como dio a luz en la cárcel, fue dirigida a la horca.

6. Por hacer que la leche que ordeñaban sus vecinos se "estropeara":

Wilmot Redd era una anciana acusada por sus vecinos de “cuajar” la leche que acababan de ordeñar de sus vacas.

También decían que la mantequilla batida por sus enemigos se convertía en “lana azul”. Estas y otras denuncias sin sentido fueron suficientes para llevarla a la horca.

7. Un supuesto pájaro amarillo en los dedos de la mujer acusada:

Martha Corey de 74 años, fue la última persona [email protected] como bruja en los juicios de Salem.

Durante el servicio de adoración dominical, una mujer interrumpió al reverendo, para denunciar que el espíritu de Martha, se separó de su cuerpo, se sentó en una viga, y que estaba sosteniendo un pájaro amarillo, que luego voló, hasta el sombrero del reverendo.

Martha sostuvo su inocencia, y manifestó su incredulidad sobre la brujería. Lamentablemente fue ah0rcada el 22 de septiembre de 1692.

8. No salir herido en un accidente por tener "superfuerza":

George Burroughs estaba siendo transportado por un juicio diferente en una carreta, cuando los caballos, asustados por una tormenta, tumbaron e hiriendo a todos, menos a él.

9 personas lo acusaron de tener “fuerza sobrehumana”, por levantar parte de la carreta que tenía encima, y no sufrir ninguna herida de gravedad.

Otras personas se unieron a la acusación diciendo que lo habían visto levantar un barril de sidra con un solo dedo. La abrumadora “evidencia” fue suficiente para terminar en la horca.

9. Porque la acusada peleó con sus vecinos, y la hija de estos enfermó después:

Elizabeth Howe fue acusada de embrujar a una niña de 10 años, quien comenzó a sufrir “ataques”, luego de que sus padres pelearan con la “bruja”.

Otros testigos dijeron que, ante la presencia de Howe, de repente, una vaca se volvió loca, corrió hacia un estanque y se ahogó. Otros la acusaron de hacer que sus vacas dejaran de dar leche.

10. Por lanzar a un niño a un caldero de queso fundido:

Maria Bertoletti Toldini fue ejecutada en 1716, después de ser acusada de una serie de infanticid1os, entre los que destaca, arrojar a un niño de 5 años a un caldero de bronce lleno de queso hirviendo.

300 años después, Maria fue llevada a juicio en 2015 para “hacer justicia histórica” por ella.