10 Puntos para entender la historia de “La Carcelera que huyó con un Reo Peligroso” y todo terminó muy mal

Desde el 29 de abril, el mundo entero ha estado siguiendo esta sorprendente historia, una carcelera que huyó con uno de los reos más peligrosos de su trabajo.

A continuación, te traemos toda la información para comprender la historia, y el trágico desenlace final:

Vicky White fue carcelera durante 17 años en el centro de detención de Alabama:

La mujer de 56 años, se había desempañado de manera ejemplar, como subdirectora de correccionales del condado de Alabama.

Su mal comportamiento fue una gran sorpresa para sus compañeros de trabajo, jefes, amigos y familiares, en especial para su jefe por 17 años, “Habría confiado en ella con mi vida” dijo.


Casey White estaba cumpliendo una sentencia de 75 años por una larga lista de delitos:

Casey White (no tienen ningún parentesco), de 38 años, era un delincuente reincidente, en 2012 golpeó a su hermano en la cara y la cabeza, con el mango de un hacha, esto lo llevó a cumplir 3 años en prisión.

Luego, en 2015, fue el protagonista de una gran ola de crímenes que incluyó allanamiento de morada, robo de un vehículo, persecución policial, intento de as3s1nato, secuestro a un bebé, y otros robos.

El hombre estaba cumpliendo una condena de 75 años por esos cargos, en el centro penitenciario William E. Donaldson.


En el 2020 conoció a su "amada", en pleno juicio por haberle quitado a una mujer de 59 años

Casey confesó en 2020, que apuñ@ló en 2015, a Connie Ridgeway, una mujer de 59 años.

Esto provocó que fuera acusado de dos cargos de as3s!nato. Casey se declaró culpable por demencia, y fue llevado al centro de detención del condado Lauderdale, para asistir a sus audiencias. Fue allí que él y Vicky se conocieron.


Vicky sacó a Casey de la cárcel, diciendo que lo llevaría a realizarse una evaluación mental:

El 29 de abril, Vicky logró sacar al hombre mintiéndole a sus colegas. Luego de que estos notaran que nunca llegaron al juzgado, las autoridades descubrieron el coche patrullero abandonado en un centro comercial.

Vicky había dejado allí un vehículo listo para el viaje de huida, la noche anterior, según informaron las autoridades.


Vicky vendió su casa a un precio muy inferior, poco antes de su plan de escape:

Ante de su desaparición, Vicky presentó sus documentos de jubilación, vendió su casa muy por debajo del precio del mercado (aprox $90,000 dólares) y compró el vehículo con el que huirían.

El día de la desaparición, estaba previsto que ese sería su último día de trabajo.

“Se preparó mucho. Tenían muchos recursos, dinero en efectivo, vehículos y todo lo que necesitaban para lograrlo, y eso es lo que ha hecho que esta última semana y media sea tan difícil. Empezamos desde cero, y no solo eso… nos sacaron seis horas de ventaja” dijo el oficial a cargo de la búsqueda.


La pista que llevó a su captura provino de un lavadero de autos:

El domingo 8 de mayo, los investigadores fueron informados de un Ford F-150 en un lavadero de autos en Evansville. Este lugar se encuentra a 175 kilómetros de Williamson, lugar en el que la pareja abandonó el segundo vehículo usado para la fuga.

Los investigadores publicaron el lunes 9, una foto de quien creen es Casey White, que fue captado por la cámara de vigilancia en el lavadero de autos. Vicky no parecía estar con él.


Los agentes confirmaron todo, cuando vieron a Vicky White salir de un hotel, usando una peluca:

El alguacil Matt Keely, dijo que, en ese momento, ella y Casey White se subieron al vehículo y se alejaron del hotel.

Las autoridades continuaron vigiándolos, hasta que se inició una persecución en vehículo, que terminó cuando uno de los alguaciles, chocó con un vehículo, el Cadillac en el que iba la pareja, dando fin a los 11 días de “cacería”.


El vehículo de la pareja se volcó, y lograron capturar a Casey con vida:

Según los US Marshals Casey White era quien conducía el vehículo, cuando ocurrió el impacto, este fue arrestado.

Casey pidió a los oficiales que “ayuden a su esposa”, pues esta se había disparado en la cabeza, y que él no lo hizo. Los oficiales descartaron que ambos se hayan casado.


Al parecer, Vicky se disparó en la cabeza, pues no quería ser atrapada con vida:

Vicky tenía una herida en la cabeza que según el alguacil a cargo fue “autoinfligida” y que “probablemente ocurrió cuando el auto volcó” dijo a los medios de comunicación.

Vicky fue llevada de emergencia al hospital, donde finalmente falleció unas horas después.


Casey permanecerá encadenado y esposado por el resto de su vida:

“Va a permanecer encadenado y esposado, y cuando salga de ese centro, les garantizo que habrá dos agentes con él”, dijo el investigador.

“Y no va a volver a salir de esta cárcel. No quiero que esté aquí más tiempo del necesario”.