10 Personajes de Los Simpsons que sólo aparecieron una vez, pero hicieron chistes legendarios

Existen personajes que solo aparecen por unos segundos en nuestras series favoritas, tal es el caso de los Simpson.

Estos personajes solo aparecieron una vez, por una fracción de segundo, pero los recordaremos por siempre:

1. El Señor Bolainas que intenta persuadir a los ciudadanos de Springfield para gastar 3 millones de dólares en la planta nuclear:

En el episodio “Marge vs el monorriel”, vemos como Springfield tiene que decidir en qué invertir 3 millones de dólares para la ciudad.

“Hola, soy el Sr. Bolainas, y… vengo de un lugar muy lejano” dice el Sr. Burns, antes de ser descubiertos junto a Smithers y huir de la reunión, haciendo referencia a Batman de 1989.


2. El paciente de la cirugía fallida del Dr Nick Riviera:

– Doctor Nick Riviera, ¿se acuerda de mí?

– Ahh, pero si es mi querido amigo el señor Mcgregor, el de brazo por pierna y la pierna por brazo.


3. Cosme Fulanito, molestando con una “copilla” en el bar de Moe:

En la temporada 6, episodio 11 “Miedo a volar”, vemos como el doble exacto de Homero, vestido muy elegante, es echado del bar de Moe. Homero lo ve tirado en el piso, y se sorprende al ver la similitud, pero luego se distrae al ver la cola peluda de un perro.

“Buenas noches señores, molesto con una copilla por favor. ¿Homero? ¿Quién es Homero? Mi nombre es Cosme Fulanito”


4. Pepe el guapo que baila por unas monedas:

Cuando Bart y Lisa buscaban a Krusty el payaso en el muelle, encuentran a Pepe el guapo, una imitación de Krusty que baila por unas monedas.

Aunque el personaje solo es visto por un par de segundos, su baile alegre y sus ojos desiguales no se nos olvidarán jamás.


5. El ladrón de azúcar que Homero atrapa en el jardín:

En el episodio en que Homero encuentra un camión de azúcar volcado, y decide robarlo para luego vender “Azúcar Homero el granjero” por $1 el kilo, conocemos al “ladrón de azúcar”.

Homero que estaba paranoico cuidando su montón de azúcar, encuentra a este disfrutando de una taza de té. “Pronto, ¿de dónde sacó usted la azúcar para su té?” le pregunta Homero.
“La robé cuando bajó usted la guardia por una fracción de segundo, y lo haría otra vez. Hasta la vista”.


6. Modesto Rosado, la única broma telefónica que sale mal para Bart:

En la temporada 3, episodio 10, “Llamarada Moe”, podemos ver a Bart llamando al nuevo y popular bar de Moe, y preguntar por “Modesto Rosado”.

Cuando Moe pregunta por él en voz alta, este aparece y se presenta muy amable ante Bart. “Voy a ser franco con usted, esto era una broma, pero salió mal, así que voy a colgar”.

“Mejor suerte para la próxima vez, que agradable chico”


7. Mr. Chispa, la marca de detergente japonés, con el rostro de Homero:

Durante el episodio podemos ver que la cinta que le envían a Homero desde Japón, explica que la similitud del logo se debe a la unión de dos marcas, el pez y el foco de “Tamaribuchi”.

“Fuera de mi camino todas ustedes, este no es lugar para vagabundas, únanse a mí o [email protected], puede hacer menos que eso?”


8. El banquero de las Islas Caimán que reveló las cuentas secretas de Krusty:

La larga historia de evasión de impuestos de Krusty llega a su fin cuando el gerente de su banco en las Islas Caimán lo delata sin querer.

“No, perdone, no puedo dar información sobre la cuenta secreta ilegal de ese cliente” …

“Changos, no debí decir que era mi cliente. Changos, no debí decir que era secreta. Changos, no sé porque dije que era ilegal… uhh hace mucho calor”.


9. Y con ustedes, El Oso Rulo:

Se trata de la temporada 6, episodio 9 “Homero el malo”. Aunque el oso Rulo solo apareció unos segundos, se quedó en nuestros corazones para siempre.

Durante el segmento del show, vemos al Oso Rulo “entrevistando” a las invitadas que hablarían sobre “Homero el acosador”, pero este se distrae con la mesa de comida. “No, Rulo, no hagas eso”, se convirtió en una frase icónica de la serie.


10. La guía del conejo Pepe para el “ya saben que”:

El video de educación [email protected] que muestra a los niños como al conejo Pepe, le cambió la voz, le salió acné, y también “tenía vello donde no había vello antes”.

Luego de que les enseñan que Pepe y Rabita esperaron hasta el matrimonio “para entregarse a sus impulsos”, la profesora Krabappel dice “Ella lo finge”.

“Ahora que ya saben cómo se hace, NO LO HAGAN”.