10 Locuras y excesos que sucedieron en el set de la película ‘El Lobo de Wall Street’

‘El Lobo de Wall Street’ es una película que se ha convertido en ‘cine de culto’, que dejó fascinada a millones de fanáticos.

A continuación te presentamos una colección de datos curiosos, anécdotas y excesos que sucedieron en la filmación de esta peculiar película.

1. Jonah Hill aspiró tanta 'Vitamina C' triturada, que terminó desarrollando bronquitis

Jonah Hill tuvo más de 10 escenas donde se lo veía aspirando polvo blanco, sin embargo, obviamente no era [email protected] real.

Para lograrlo, la producción usó ‘Vitamina C’ triturada, que técnicamente es segura, sin embargo, el exceso de polvo aspirado, hizo enfermar al actor de bronquitis.


2. Leonardo DiCaprio estaba mirando al director Martin Scorsese porque no tenía idea de lo que pasaba en esta escena

La escena donde el personaje de Matthew McConaughey se golpea en el pecho, fue totalmente improvisada.

Leonardo DiCaprio le siguió el juego, pero luego de un momento se ve que el actor mira hacia un lado. DiCaprio en realidad estaba mirando a Martin Scorsese, para asegurarse de que él aprobaba lo que estaba sucediendo.


3. Margot Robbie debía aparecer en una 'bata de baño', pero la actriz insistió en quitarse toda la ropa

Margot Robbie tenía que aparecer en ‘bata de baño’, en la escena donde ella invita a Jordan a pasar a su casa.

Sin embargo, Margot Robbie insistió que su personaje debía aparecer ‘sin ropa’, ya que ‘Naomi’, usaba su cuerpo como ‘moneda de intercambio’.


4. La escena donde Jordan intenta conducir su auto totalmente dopado, sólo se hizo una vez, ya que Leonardo DiCaprio se lastimó la espalda

Durante esta escena vemos a Leonardo DiCaprio arrastrándose, lanzándose por las escaleras y abriendo la puerta de su auto con el pie.

Esta épica escena se grabó en una sola toma, ya que Leo se lastimó fuertemente la espalda y se negó a repetirla.


5. Margot Robbie dijo que la escena íntima con billetes, le provocó múltiples cortes porque los papeles eran muy afilados

En esta escena, Jordan y Naomi tuvieron un momento íntimo sobre millones de dólares.

Sin embargo, el papel de los billetes estaba tan afilado, que terminó cortando el cuerpo de Margot Robbie.

Cuando le preguntaron a Leonardo sobre esto, dijo que no se dio cuenta, porque tenía a Margot Robbie en la cama y no tenía tiempo de pesar en otra cosa.


6. Leonardo DiCaprio tuvo que untarse hígado de pollo en los pies, para atraer al perro de Naomi

La escena íntima interrumpida por el perro de Naomi se convirtió en un clásico, sin embargo, no fue fácil de grabar.

El perro no estaba entrenado para hacer eso, por lo que Leonardo tuvo que untarse los dedos de los pies con hígado de pollo, para atraer al perrito.


7. Kenneth Choi aumentó casi 12 kilos para su papel de Chester Ming

Kenneth Choi interpreta a uno de los fieles y corruptos hombres de negocios de Jordan.

Kenneth aumentó 12 kilos, ya que según él, un estafador con sobrepeso, se vería más codicioso y desagradable.


8. El verdadero Donnie Azoff amenazó con demandar a Paramount Pictures si aparecía en la película

El verdadero socio de Jordan Belfort se llama Danny Porush, y fue a la cárcel por delitos financieros.

Sin embargo, Porush no quiso tener nada que ver con la película de Scorsese, y amenazó a Paramount Pictures con una demanda millonaria, si su nombre aparecía en la historia.

Para solucionar esto, Scorsese le cambió el nombre a Donnie Azoff.


9. La escena del pez dorado fue hecha con un pez real, pero fue supervisada por expertos para no dañar al pez

En esta escena, el personaje de Donnie se traga un pez dorado vivo.

Sin embargo, esto no sucedió en la vida real. Jonah Hill sólo tuvo al pez durante 3 segundos, y estuvo supervisado por especialistas para no lastimarlo.


10. Di Caprio estaba tan nervioso durante la escena del beso con Joanna Lumley que tuvo que repetirla 27 veces

Leonardo DiCaprio estaba tan nervioso por besar a Joanna Lumley de 63 años, al punto de que se le olvidaban las líneas y no aguantaba la risa.

La escena donde ambos están hablándose cerca y besándose, tuvo que repetirse 27 veces.