10 Cosas que vivió la familia ermitaña rusa cuando conoció a los primeros humanos después de 70 años

En 1978 un grupo de exploradores ruso estaban en búsqueda de lugares para explotar minerales y petróleo.

En su lugar encontró una familia ermitaña que nunca había visto a otros humanos.

1. La familia fue descubierta por accidente en un lugar remoto

Un grupo de geólogos rusos estaba en la misión de encontrar petróleo y minerales, en la inhabitada región de Taiga en Rusia.

Los geólogos estaban buscando un lugar para aterrizar su helicóptero cuando de pronto vieron una zona que había sido deforestada por el hombre y se llevaron un susto.

La zona del Taiga tiene un territorio de más de 16 millones de kilómetros cuadrados deshabitado e inexplorado.

2. Los geólogos volvieron a su base para retornar armados "por si acaso"

Haber encontrado vida humana en medio de la nada, podía representar un peligro para los científicos, por lo que volvieron a su base para retornar armados a la zona del hallazgo.

También llevaron comida en caso de que les den un buen recibimiento.

3. Al volver los recibió un hombre barbudo totalmente aterrado

Los geólogos encontraron una choza de madera y al tocar la puerta les abrió un hombre cuya barba blanca y desaliñada era acompañada de una expresión de terror única.

Uno de los geólogos decidió romper el silencio incómodo y le dijo: “Saludos abuelo, hemos venido a visitarlo”.

El hombre le contestó: “Si han viajado tan lejos, supongo que pueden pasar”.

4. Encontraron a una familia de 5 personas

El hombre vivía con sus dos hijos y dos hijas, los cuales nunca antes habían visto a otras personas.

Cuando sus hijas vieron a los geólogos empezaron a rezar porque pensaban que eran demonios que habían venido a castigarlas por sus pecados.

5. Sus hijos no sabían lo que era un Pan

Al ver el escándalo que habían causado, los geólogos decidieron acampar separados de la casa y les preguntaron si querían algo de pan, mermelada o café.

Las mujeres quedaron aterradas porque no sabían lo que eran estos alimentos y según ellas eran alimentos prohibidos por Dios.

6. Los hijos hablaban su propia versión del Ruso

Mientras que el padre hablaba perfectamente el idioma ruso, las hijas hablaban un ruso modificado por ellas mismas.

Debido a que su padre hablaba muy poco, ellas sólo imitaban algunas palabras y las conjugaban con su propio dialecto.

7. Uno de sus hijos cazaba animales corriendo tras de ellos hasta cansarlos

Uno de sus hijos había desarrollado tanta resistencia que simplemente perseguía animales durante kilómetros lanzándole piedras, hasta que eventualmente lograba cansarlos.

Esto no pasaba todo el tiempo, por lo que su familia estaba muy mal nutrida después de tantos años.

8. Llegaron a comer cortezas de los árboles

Después de que una helada acabara con sus plantaciones de patatas, a la familia no le quedó de otra que comer cortezas de los árboles por un tiempo.

Por otro lado, la familia vigilaba día y noche las plantaciones que sobrevivieron en espera a poder cosechar su preciado alimento.

9. ¿Pero quienes eran y cómo habían llegado ahí?

Los geólogos decidieron volver a su base e iniciar una investigación para saber la identidad de estas personas.

El padre había sido un ciudadano ruso religioso llamado Karp Lykov.

Lykov y toda su familia fueron perseguidos por los Bolcheviques, debido a que eran religiosos y los Bolcheviques radicalmente ateos.

Lykov y su familia se adentraron en el bosque y el miedo a ser capturados y ejecutados los empujó a adentrarse en el bosque más y más durante décadas.

10. Eventualmente 4 miembros de la familia murieron por culpa de los geólogos

Después de año de una pésima alimentación y desgaste físico, la reunión constante con los geólogos tuvo una consecuencia fatal para la familia.

Habían estado alejados del mundo tanto tiempo, que su sistema inmunológico era pésimo.

Cuatro de los cinco miembros murieron de complicaciones en los riñones e infecciones, pero se creen que fue por el contacto con los geólogos.

11. La única sobreviviente decidió quedarse en el bosque para siempre

La hija menor llamada “Agafia” fue la única sobreviviente y decidió quedarse en su bosque, debido a que le tenía mucho miedo al mundo exterior.

Los geólogos le instalaron una radio para que pueda comunicarse con ellos en caso de que necesite ayuda.