10 Cosas que tu GIMNASIO no quiere que sepas

Los Gimnasios caros nos transmiten confianza, pero aunque parezcan limpios y lujosos todavía tienen secretos sucios que debes saber.

Estas son algunas cosas que tu gimnasio no quiere que sepas.

1. La mayoría de entrenadores no saben lo que están haciendo

Muchos gimnasios sólo contratan personas que se ven bien en ropa deportiva, pero muy pocos están calificados para entrenar distintos tipos de personas, edad, salud, etc.

Nunca sigas consejos que puedan poner en riesgo tu salud, por más musculosos que se vean tus entrenadores.


2. ¿Por qué ponen las caminadoras a la entrada?

La razón por la cual las caminadoras están en la entrada es para no intimidar a la gente nueva e inexperta.

Las pesas y máquinas de músculo siempre están al final para no asusta a nadie.


3. Aceptan descuento en secreto

Cuando ya eres un miembro activo de tu gimnasio te conviertes en algo valioso para ellos.

Intenta pedir un descuento, la mayoría accederán para no perder tu fidelidad.


4. Nunca bebas el agua de la piscina

Desde que Michael Phelps comentó que todos alguna vez orinan en las piscinas, el agua de las piscinas de los gimnasios puede llegar a tener una alta cantidad de orina sin que te des cuenta.

Aléjate de las piscinas donde también nadan niños.

Existen más probabilidades que ocurran estos “accidentes”.


5. Las máquinas son un asco

Las máquinas tienen la mezcla del sudor de todos los miembros del gimnasio.

En las colchonetas se pueden encontrar gérmenes y rhinovirus que causa el resfriado común.


6. Tu gimnasio acepta más gente de su capacidad

Tu gimnasio tiene más miembros de los que te imaginas, los gimnasios aceptan a mucha gente porque sabe que esas personas abandonarán a la primer semana.

Demuéstrales que no eres parte de esa porción de clientes y termina tu mes.


7. Tu gimnasio no se responsabiliza si te mueres

La gente que va al gimnasio sufre todo tipo de lesiones, desde un estirón en la espalda, huesos rotos hasta un infarto por exceso de esfuerzo.

Es por eso que es muy importante un entrenador que sepa qué tipo de ejercicio tienes que hacer.


8. Las fuentes de agua son un asco

Intenta llevar siempre tu agua, porque las fuentes rara vez son limpiadas y a menudo todo el mundo las babea.

Mejor llena tu agua en tu casa , evita estas fuentes a toda costa.


9. Compra tu propia colchoneta de Yoga a menos que quieras hongos en los pies

Aunque el Yoga no es un deporte que te haga sudar mucho, las colchonetas están en contacto directo con la piel de cientos de personas.

Trata de comprar la tuya y evita usar las del gimnasio.


10. Las máquinas ostentosas no sirven de mucho

Las máquinas en realidad no tienen la misma efectividad que las mancuernas o los ejercicios de peso muerto, pero un gimnasio tiene que comprarlas para reforzar su status.

La mayoría de máquinas sólo otorga comodidad y parafernalia al gimnasio.