10 Cosas que sufrió la actriz más joven en ganar un Oscar

Tatum O’Neal era apenas una niña cuando subió al escenario a recoger el galardón más esperado para el mundo del cine.

Pero, ¿Qué pasó con ella?

Tatum tenía apenas 10 años cuando ganó un Oscar a mejor actriz de reparto:

La pequeña actriz se robó las miradas cuando actuó junto a su padre, Ryan O’Neal, en la película “Luna de Papel” (1973).

A los 10 años, se convirtió en la ganadora más joven en recibir un Oscar, récord que aún mantiene casi 50 años después. Lamentablemente, este no sería el inicio de un futuro prometedor en el cine.

Sus problemas comenzaron cuando tenía 4 años, y sus padres decidieron divorciarse:

Tatum escribió en su autobiografía, que, a la edad de 4 años, tuvo que sufrir un duro golpe de la vida, sus padres decidieron divorciarse.

La pareja de actores, Ryan y Joanne Moore, llevaban una relación complicada y turbulenta, por ello decidieron separarse (1967) después de afrontar una serie de problemas con las adicciones de O’Neal.

Tatum recibía palizas de parte del nuevo novio de su madre alcohólica y adicta:

Luego de que Joanne se divorciara de Ryan, comenzó a abusar del alcohol y otras sustancias controladas, aunque continuó actuando, la depresión la obligó a ser internada en un psiquiátrico.

Tatum dijo en sus memorias, que el entonces novio de su madre, la golpeaba a ella y a su hermano Griffin de forma constante.

Fue abusada s3xualm3nt3 a los 5, 6, 12, 13, y 15 años:

En 2018, Tatum escribió en su Instagram que sufrió de abuso desde que era una niña,

“Todas las veces por hombres mayores con quienes pensé estaba a salvo, y siempre fui culpada por haber sido v!0lada” manifestó.

Fue novia de Michael Jackson cuando este tenía 17, y ella 12:

Durante una entrevista, Michael recuerda que Tatum fue su primera novia, que la amó mucho pero que cuando ella le insinuó “hacerle algo…” él sintió pánico.

En ese momento, Tatum tenía tan solo 12 años, y Michael 17. Pero Tatum recuerda las cosas de manera distinta y dice que no era tan madura y sofisticada como para hacer lo que relató en la entrevista.

A los 14 años se quedó sola con su hermano, pues su padre rehízo su vida con otra actriz:

Ryan se casó con Farrah Fawcett, famosa por protagonizar la primera temporada de Los Ángeles de Charlie.

Desde ese momento la relación entre Tatum y su padre se desquebrajó, y el problema con los estupefacientes se incrementó, y la joven actriz comenzó a ver a Cher como una madre.

A los 23 años se casó con un reconocido tenista, pero su divorcio años más tarde le provocó una recaída:

En 1986 se casó con el tenista John McEnroe, con quien tuvo 3 hijos.

A principios de los 90s, la pareja se divorció, y Tatum que se encontraba casi recuperada de sus adicciones, volvió a caer en ellas.

Tatum perdió la custodia de sus hijos, después de que se inyectara frente a ellos:

La adicción de Tatum llegó al extremo después de que esta perdiera la custodia por inyectarse her0ina frente a sus hijos.

Años más tarde, cuando se encontraba totalmente rehabilitada, logró recuperar la custodia.

El hermano de Tatum, Griffin, pasó tiempo en la cárcel por conducir ebrio, y causar el fallecimiento de su amigo:

Su hermano mayor también tuvo una grave adicción al alcohol y sustancias controladas, lamentablemente, mientras conducía en estado de ebriedad, acabó con la vida del hijo de Francis Ford Coppola.

Pasó varios años en la cárcel, y también fue acusado de dispararle a su ex novia.

Ryan y Tatum no se hablaron hasta 25 años después:

La relación entre Tatum y su padre permaneció rota durante 25 años, hasta que en 2011, un reality propició el reencuentro.

Lamentablemente, el reality no solucionó sus problemas y continuaron con una relación poco amistosa.

Mientras tanto, su carrera como actriz no despegó tanto como todos esperaban:

Tatum no volvió a alcanzar el éxito que encontró cuando tenía 10 años, y entre los años 80s, y 90s solo participó en 7 producciones de poco éxito.

Algunos de sus trabajos más destacables fueron como actriz secundaria en la película “The Runaways” con Kristen Stewart y Dakota Fanning.

En septiembre del 2020, la familia O'Neal protagonizó un esperado reencuentro:

El hijo de Tatum, Sean, publicó en Instagram una foto de la familia O’Neal reunida, y recordó que la última vez que eso sucedió fue en 2003, para el aniversario 30 de “Luna de Papel”.

“Toda la costa oeste está en llamas, pero si los O’Neal pueden reconciliarse, realmente todo es posible” escribía.

En 2020 fue internada en un psiquiátrico después de que intentara quitarse la vida:

La policía acudió a su domicilio en Los Ángeles (octubre 2020) después de que Tatum amenazara con saltar de un balcón.

La actriz fue detenida, e internada bajo vigilancia psiquiátrica para recibir tratamiento.