10 Cosas que le suceden a las personas que son entrenadas para soportar la fuerza G

Alguna vez te preguntaste ¿Qué sienten los pilotos que son entrenados para soportar un alto nivel de fuerza G?

A continuación te traemos algunas curiosidades sobre el entrenamiento, y cómo afecta al cuerpo ser sometido al nivel de fuerza máximo soportado por expertos entrenados:

1. La Fuerza Aérea Alemana tiene la centrífuga más poderosa del mundo:

En el Instituto de Medicina Aeronáutica de la Fuerza Aérea Alemana, en Königsbrück, los científicos prueban los efectos de la aceleración en el cuerpo humano.

Allí se encuentra la centrífuga más poderosa del mundo, esta puede generar una fuerza de 9 G, que es suficiente para noquear a cualquier persona que no tiene entrenamiento.


2. Los pilotos de combate que son sometidos a esta prueba, deben usar un traje especial para evitar un desmayo:

Los pilotos deben vestir un “G-suit”, un traje de vuelo usado por aviadores y astronautas, que deben soportar altos niveles de fuerza de aceleración.

Estos trajes previenen desmayos inducidos por la fuerza G, a través de un sistema de presión en abdomen y piernas, que evitan que toda la sangre se dirija a estas zonas, y prive al cerebro de sangre.


3. Solo los expertos soportan llegar a 9 G sin desmayarse, y solo pueden tolerarlo unos segundos:

La fuerza máxima tolerada en entrenamiento es de 9 G, a ese punto solo logran llegar aquellos que ya tienen mucha práctica.

Para el veterano Norbert Biehler, 10 segundos es el récord máximo siendo expuesto a una fuerza 9 G, antes de desmayarse.


4. “Prácticamente no llega sangre al cerebro”:

“La sangre se acumula en la parte inferior del cuerpo. Míralo de esta manera: a 1 G, la fuerza de la gravedad a la que todos estamos sujetos normalmente, el corazón tiene que bombear la sangre 30 centímetros hacia arriba” describió el Dr. Heiko Welsch

“Pero a seis G, por ejemplo, el corazón tiene que bombearlo seis veces más alto: 180 centímetros. Eso significa que prácticamente no llega sangre al cerebro” concluyó.


5. Algunos pilotos pueden perder la vista momentáneamente debido a la presión:

Debido a la alta sensibilidad que tiene la retina del ojo a la hipoxia, los síntomas generalmente se experimentan primero visualmente, algunos pilotos pueden presentar una pérdida parcial, o progresiva de la visión durante el entrenamiento.

Esto debido a que a medida cae la presión arterial en los ojos, los pilotos pueden experimentar “visión de túnel”, visión de “cañón de pistola”, y finalmente “visión gris o apagada”. A este fenómeno se le puede atribuir un sinfín de tragedias en la aviación militar.


6. A medida que la fuerza G aumenta, los pilotos deben realizar ejercicios respiratorios:

El aumento de la fuerza G, interrumpe la respiración, al desplazar la sangre hacia la base de los pulmones, provocando un colapso en los pequeños sacos de aire (alvéolos).

Esto crea un desajuste en la respiración, ya que el air permanece en la parte superior del pulmón, donde hay poco flujo de sangre.

En este punto los pilotos deben forzar a sus pulmones a circular el oxígeno, a través de ejercicios de respiración.


7. A 9 G las venas en todo el cuerpo son más notorias, y la piel luce distorsionada:

En el punto máximo de fuerza G, es notorio el cambio que causa en el cuerpo el nivel de presión al que son sometidos los pilotos experimentados.

La piel de estos se “pega” más a los huesos, y las venas se hacen más notorias.


8. 5 G es el nivel de fuerza G, que siente tu cuerpo cuando disfrutas de una montaña rusa:

El cuerpo humano típico puede soportar alrededor de 5 G, que es lo que comúnmente se puede experimentar en una montaña rusa promedio.

Pero tal y como vemos en videos de las redes, algunas personas no logran soportar esta fuerza, y por ello los pilotos de combate militar, o de aviación acrobática, deben ser sometidos a pruebas antes de ser seleccionados.


9. Algunos pilotos experimentan lo que llaman “sarampión G”:

Entre los efectos menos graves de la fuerza G, se encuentra el dolor musculoesquelético, que generalmente se concentra en la espalda y el cuello.

Otro efecto secundario son los pequeños hematomas puntiformes, causados por capilares sobrecargados que se rompen, esto es conocido como Geasles o “cariñosamente” como “Sarampión G”.


10. Los pilotos se someten a estas pruebas para “aclimatar sus cuerpos”:

Los pilotos suelen someterse a este entrenamiento para “aclimatar sus cuerpos” a condiciones extremas de fuerza G, y de esta forma mejorar su desempeño.

De igual forma lo hacen los astronautas, esto con la finalidad de soportar situaciones extremas, y no correr el riesgo de perder la visión o desmayarse durante una misión.