10 Consejos de ex-ladrones para proteger tu casa de los robos

Los ladrones de casas siguen una serie de pistas para elegir a qué vivienda entrarán a robar.

Sigue estos consejos por tu propia seguridad.

1. Esconde tus pertenencias de los plomeros

Muchos ladrones usan a plomeros o electricistas como cómplices, para investigar si una familia tiene objetos de valor. Intenta esconder todos tus lujos cuando alguien extraño entre a tu casa.

2. Descuelga tu teléfono al momento de salir

Muchos ladrones llaman a tu teléfono fijo para ver si hay alguien en casa. Si descuelgas el teléfono la línea sonará ocupada y creerán que hay alguien dentro.

3. Invierte en un buen cerrojo

Los ladrones profesionales pueden abrir un cerrojo en menos de 3 minutos.
Lo aconsejable es que tu puerta principal tenga una combinación de cerrojo simple y complejo.

4. Coloca el número de tu casa en un letrero grande y vistoso

Un número fácil de ver, ayudará a que los policías lo noten rápidamente en caso de que los llames en una emergencia.

5. Anima a tus vecinos a borrar los graffitis del vecindario

Mantener un vecindario libre de graffitis no sólo dará un mejor aspecto a tu barrio, sino que también luego de varias veces, le enviarás un mensaje claro a los pandilleros.

6. Utiliza el miedo contra los ladrones

El peor miedo de un ladrón es ser encontrado, es por eso que algo tan simple como un sticker que diga: “Propiedad Vigilada”, los mantendrá alejados.

7. No botes cajas de Televisión en tu basura

Al botar las cajas de televisión u otros electrodomésticos de valor, les estás haciendo saber que tienes algo nuevo y valioso para robar.

8. Revisa periódicamente las cerraduras

Busca arañazos o hendiduras en tu cerradura. Si misteriosamente aparecen, es probable que alguien haya tratado de forzarla.

9. Nunca cierres completamente tus cortinas

Aunque parezca contradictorio, si tienes las cortinas abajo todo el tiempo, dará la impresión de que no hay nadie en casa.

10. No uses escondites para tus llaves de emergencia

Algunas personas usan escondites para sus llaves de emergencia. Esta práctica es peligrosa, ya que pueden haberte vigilado días antes. Intenta dejar esta llave en la casa de algún familiar de confianza.