10 Actores que sufrieron consecuencias por la “Actuación de Método”

Algunos actores eligen sumergirse en sus papeles, y vivir en carne propia el personaje que interpretarán.

Estos famosos terminaron sufriendo las consecuencias de ello, y aunque sus actuaciones recibieron galardones, recuperarse fue algo difícil:

1. Bill Skarsgård tenía pesadillas con el payaso Pennywise:

Bill dijo que, para interpretar al temible payaso, tuvo que ir a “lugares oscuros”.

El actor afirmó que Pennywise atormentaba sus sueños, y fue una gran fuente de pesadillas durante meses. “Estaba en casa, terminé con la película y comencé a tener sueños muy extraños y vívidos de Pennywise. Todas las noches, él venía y visitaba” relató a Times.


2. Isabelle Adjani necesitó años de terapia para superar su actuación en "La posesión":

Cualquiera que haya visto la película “Possession” (1981), recordará la terrible e impactante escena en la que la protagonista, Anna, [email protected], grita y convulsiona de forma desgarradora, durante 5 minutos.

“Cuando Adjani vio la película terminada”, recordó el director Zulawski, “se encerró en un baño e intentó su!cidars3, pero con una máquina de afeitar que no puede cortar profundamente la piel. Fue su forma de mostrar el shock que le había provocado ese papel”.

La actriz dijo que le tomó años de terapia sacar a Anna de su sistema, y que no volvería a interpretar un papel como ese nunca más.


3. Hugh Laurie terminó lesionado por la cojera que tenía su personaje en Dr. House:

Interpretar por 8 años a un personaje que cojea, no fue nada sencillo para Hugh, quien dijo que su pierna estaba sufriendo las consecuencias. Dolor en las rodillas y en las caderas.

Al parecer para evitar esto, Hugh decidió alternar la pierna con la que cojea, para aliviar la tensión. Algo que nadie notó durante la filmación.


4. Adrien Brody, dijo que no estaba seguro si saldría cuerdo de la filmación de "El Pianista":

Adrien decidió abandonar todo para su papel de Wladyslaw Szpilman, un pianista sobreviviente del holo causto. Para ello vendió su auto, abandonó su departamento, desconectó sus teléfonos y se mudó a Europa.

Adrien tuvo que perder 15 kilos en 5 semanas; “He experimentado pérdidas, he experimentado tristeza en mi vida, pero no sabía la desesperación que viene con el hambre”.

“Estuve deprimido por un año después de The Pianist (2002). No era solo depresión; era luto. Estaba muy perturbado por lo que hice y por la conciencia que despertó en mí”.


5. Colin Firth continuó tartamudeando por unas semanas, luego de interpretar al Rey Jorge VI en "El discurso del rey":

Colin interpretó al Rey Jorge VI, que tenía problemas a la hora de hablar. Para ello el actor tuvo que aprender a tartamudear, y luego interpretar a alguien que trataba desesperadamente de no hacerlo.

“Al final del día, tenía dolor de cabeza en el set, y en un par de ocasiones algo extraño le pasó a mi brazo izquierdo y no podía moverlo. Aún no tengo idea de qué cosa fue” comentó.

El actor dijo que ese tartamudeo se quedó hasta unas semanas después de terminar la filmación. Además de una especie de semiparálisis que le duró 3 o 4 días.


6. Charlie Hunnam tuvo que contratar a alguien para que le vuelva a enseñar como hablar con acento británico:

Charlie, saltó a la fama por su papel de Jax Teller (Sons of Anarchy), papel por el que tuvo que aprender a hablar con acento estadounidense (él es británico).

Luego de un tiempo haciendo esto, y mientras daba una entrevista para promocionar la película Conan, sus fans comenzaron a burlarse por la “mezcla” de dialectos y acentos que se pudieron escuchar.

Para su papel en King Arthur: Legend of the Sword, tuvo que contratar a un entrenador de dialecto. De esta forma aprendió nuevamente a hablar con su acento británico, pues al parecer ya se había olvidado de cómo hacerlo.


7. Johnny Depp mantuvo la esencia de su personaje en "Pánico y locura en Las Vegas" durante un buen tiempo:

Depp y Hunter S. Thompson, (cuyo alter ego, Raoul Duke, el actor encarnó) ya eran grandes amigos antes de que comiencen a filmar.

Depp se mudó al sótano de Thompson, para aprender más sobre él, sus gestos y su estilo de vida. Esto pareció quedarse tan grabado en su sistema, que incluso luego de terminar la película, Johnny continuaba actuando como Raoul.

Se dice que Depp y su coprotagonista Benicio del Toro, estaban consumiendo ácido durante la filmación, pues ambos se mostraban erráticos aún detrás de escena.


8. Sarah Paulson desarrolló una adicción a los cigarrillos luego de interpretar a Marcia Clark:

La serie “Crímenes americanos: el caso O.J. Simpson”, tuvo a Sarah Paulson en el papel de la abogada Marcia Clark, quien tenía una gran adicción al cigarrillo.

La actriz dice que comenzó a fumar durante sus escenas, lo que le provocaba una terrible tos, pero que a menudo se fue acostumbrando, ansiaba llegar al set para comenzar a fumar.


9. Bob Hoskins no podía dejar de alucinar con los personajes de dibujos animados de "Quién engañó a Roger Rabbit":

Bob, quien falleció en 2014, dijo que luego de filmar la película “Quién engañó a Roger Rabbit” no podía dejar de ver a los personajes en su día a día.

Bob reveló que su increíble actuación, se debió a que obligó a su cerebro a ver a los personajes actuando en cada escena, y así dar lo mejor de sí, pero que luego de un tiempo, esto comenzó a ser algo “involuntario”.

“Me había entrenado para alucinar y al final me j0dió el cerebro”, dijo.


10. Arnold Schwarzenegger ya no tiene acento austriaco, pero debe hablar así porque sus fans lo prefieren:

Arnold, originario de Austria, un país de habla alemana, tenía un fuerte acento cuando comenzó a actuar en Predator (1987). Esta peculiaridad no ha cambiado a pesar del tiempo que ha permanecido en Estados Unidos, por una simple razón.

El actor reveló que es capaz de hablar perfecto inglés, si su famoso acento, pero que los fanáticos esperan que hable como lo hace en todas sus películas, por lo que prefiere continuar hablando así.


BONUS: James Cromwell se hizo vegano luego de actuar en "Babe":

James era vegetariano, pero su papel en Babe (1970), lo hizo tomar la decisión de convertirse en vegano, activista por los animales y partidario de PETA.

El actor reveló que ver como los cerditos eran tratados, y lo inteligentes que eran, le provocó un punto de inflexión en su vida. “Me preocupé por su bienestar y luego, por supuesto, almuerzas y todo está frente a ti” relató.