8 Secretos de Restaurantes de Comida Rápida que sólo sus trabajadores conocen

Todos amamos ir a comer comida rápida. Está diseñada para hacernos feliz e inundar nuestro cerebros con hormonas de la felicidad.

Pero existen algunos trucos y consejos que sólo los trabajadores las cadenas de comida saben.

1. ¿Por qué la cuchara del McFlurry tiene un gancho? Algunos piensan que es una especie de popote, pero esto es incorrecto.

El gancho sirve para adaptarse a una máquina mezcladora de McDonald’s y mezclar los ingredientes de una manera más higiénica y sin salpicar.

2. La tapa de un café para llevar tienen una función especial Las tapas de un café para llevar tienen una función más que la de simplemente evitar que derrames tu café al moverlo.

Estas tapas también sirven de portavasos.

3. El envase del café callejero puede ser peligroso Todos hemos probado el delicioso café callejero, pero este puede ser peligroso debido a que lo sirven en envases de poliestireno estirado.

Al calentar este material, puede desprender ciertas sustancias que pueden resultar dañinas a la salud.

4. Nunca seas “El Primer Cliente del Día” en una cafetería Ser el primer y único cliente de una cafetería puede ser una experiencia tranquila y relajante.

El problema es que las máquinas cafeteras son limpiadas todos los días con químicos; y estos pueden salir en el primer café del día y tu café estará agrio.

5. El mejor momento para ir a comer comida rápida es en los horarios más llenos La razón por la cual tienes que ir en los horarios más concurridos es para obtener comida de mejor calidad.

Resulta que si vas en un horario vacío, encontrarás comida que los trabajadores han preparado horas antes y no en el momento.

6. Las opciones “saludables” son un engaño Las ensaladas de McDonald’s son saludables, pero una vez le añades el pollo y los aderezos terminarás con las mismas calorías que una de sus hamburguesas.

La ensalada de fruta con avena de McDonald’s parece saludable, pero en realidad tiene 33 gramos de azucar, y la OMS recomienda 25 gramos al día como máximo.

7. Las terminales de pedidos hacen que tengas más hambre Las terminales para elegir tu propia comida pueden parecer tecnológicas.

Pero el problema es que la mayoría son lentas y al no saber dónde se encuentra lo que estás buscando, tu stress aumenta, y al aumentar tu stress también tu hambre.

Una persona que ordena su comida por terminal, terminará comprando más comida de lo que tenía planado.

8. Elije una botella de gaseosa en vez de gaseosa de máquina El problema con las máquinas de gaseosas es que son muy difíciles de limpiar.

Puede ser un proceso que puede tomar varias horas y es por eso que las cadenas de comida no lo hacen tan seguido.

Además, la estudiante de Florida, Jasmine Roberts, hizo un proyecto donde demostraba que el agua del hielo de esas máquinas contenía un 70% más de bacterias que el agua del inodoro.

Comenta ahora o calla para siempre: