Cajera reveló los más sucios secretos que guardan los supermercados

Aunque usualmente pensamos que los supermercados son lugares más limpios y ordenados, muchas veces eso no es cierto.

Una cajera que pasó 3 años en turnos laborales muy largos en un supermercado, reveló detalles que solo alguien que trabajó durante tanto tiempo, podría saber:

1. "Estamos obligados a repetir una frase porque hay infiltrados que ponen multas si no lo hacemos" El supermercado contrata personas que se hacen pasar por clientes para controlar que repitamos: "Hola, ¿necesitas una bolsa?, muchas gracias por su compra, regrese de nuevo"

Si por algún motivo no decimos toda esta frase, nos hacen un descuento de nuestros sueldos.

2. "La falta de monedas nos pone en apuros y los clientes se molestan con nosotros" Al supermercado no le importa darnos monedas para dar cambio, por ello desde que comienza hasta que termina nuestro turno, debemos rogar a los clientes para que nos entreguen su efectivo fraccionado.

Muchos clientes apurados, se molestan porque debemos buscar entre nuestros colegas para intercambiar monedas y esto es muy estresante.

Esto llega a tal punto, que cuando un cliente nos paga con puras monedas, nos alegramos como niños.

3. "Trabajamos hasta por 13 horas continuas, en incómodos asientos que nos dejan con la espalda dolorida" Mi primer día de trabajo como cajera duró 13 horas, con dos descansos de 30 minutos, terminé con un dolor de espalda muy intenso que duró por bastante tiempo.

El rayo infrarrojo del escáner después de unas horas provoca que mis ojos lagrimeen sin control.

4. "Si alguien roba algo del supermercado, el personal debe pagarlo" No importa si los culpables no somos nosotros, el supermercado nos hacer responsables y debes de pagar por algo que no cometimos.

5. "Al final de cada turno, un guardia de seguridad nos revisa todo para controlar que no nos robemos nada" Debes acostumbrarte a ser manoseada todos los días, (guardia mujer) algunas veces los controles incluyen que la guardia examine debajo de nuestros sujetadores para ver aleatoriamente si no nos llevamos nada.

6. "Debido a que los sueldos no son tan buenos (por todo lo que soportamos) los cajeros nuevos abandonan sus puestos rápidamente" Y el problema de que renuncien tan rápido, es que debemos doblar nuestros turnos para reemplazarlos hasta que contraten a otros, que probablemente también se irán.

7. "La falta de cajeros me obligó a trabajar 13 días seguidos, en turnos de 15 horas" Cuando nos contrataron, el horario de trabajo era de 5 días por semana, 8 horas por turno, afortunadamente no tengo hijos, pues estaría en problemas con la carga horaria fuera del contrato.

Es insoportable cuando somos pocos cajeros y los clientes abundan.

8. "Algunos productos tienen fecha "del futuro" Muchas veces la leche o el helado, tiene fecha del producción del día de mañana o pasado, lo que da mayor margen de duración, cuando el producto está esperando por salir en almacén.

El helado va directamente a la venta pues muy pocas personas se fijan en la fecha de producción y vencimiento de los helados.

9. "Si valora su salud, no compre productos a granel" El saneamiento de los supermercados en el área de almacenamiento puede ser muy preocupante, los productos que se venden por peso pueden haber estado expuestos a cucarachas, ratas, polvo, haberse caído y sido levantado del suelo, etc.

10. "Nunca use las tazas que compró, sin lavarlas antes" Algún personal irresponsable puede haber bebido agua de estas tazas y luego la devuelve, sucede pocas veces, pero he tenido la oportunidad de verlo en persona.

11. "Algunos paquetes de comida son sellados con cinta pues accidentalmente se abrieron, esto disminuye su tiempo de duración" Esto sucede usualmente en los frigoríficos, siempre revise con atención que el producto que elija esté integro en su totalidad.

12. "No compre queso rebanado y empaquetado por el supermercado" Algunos tipos de queso menos vendibles, son cortados con cuchillos que no conocen el detergente, y las etiquetas sobre el film del embalaje se cambia por una nueva fecha, si el producto no se vendió a tiempo.

13. "Los productos cerca de la caja registradora siempre estarán a punto de vencerse" O incluso vencidos, los genios del marketing saben que esos productos de último momento no serán revisados, y que probablemente te los comerás rápidamente, y por ello no importará si están a punto de vencerse.

Comenta ahora o calla para siempre: