9 Secretos que esconden las esculturas más populares del mundo

Estas esculturas son tan populares, que probablemente se encuentran en la lista de todo turista que viaja por el mundo.

Sin embargo, muy pocos turistas saben los secretos que esconden estas esculturas.

1. Inicialmente la “Venus de Milo” tenía brazos y algo más La estatua de Afrodita alguna vez tuvo brazos. Uno de ellos sostenía una manzana y el otro la ropa que se le estaba cayendo.

Lamentablemente los oficiales franceses perdieron los brazos en el transporte y además la estatua tenía joyas, pulseras y una tiara.

Estos accesorios nunca fueron vistos, pero se asume que los tenía, porque la estatua tiene agujeros para las fijaciones en estas partes.

2. ¿Por qué a Nefertiti le falta un ojo? Aunque esto nunca se esclareció, existen varias hipótesis que explican su ojo faltante.

La más interesante dice que el escultor estaba enamorado de Nefertiti y al ser rechazado por ella, este decidió vengarse dejando su escultura incompleta.

Los arqueólogos descartaron completamente que el ojo haya existido, debido a que no existe rastro de pegamento en la zona.

3. ¿Sabías que la Estatua de la Libertad es un faro? Inicialmente la estatua fue pensada para servir de faro, sin embargo, la luz que emitía no era suficiente para guiar a las embarcaciones.

La estatua tiene una tabla con la fecha del día de la Independencia de Estados Unidos y a sus pies descansan cadenas rotas, como símbolo de la liberación de la tiranía y opresión.

4. Inicialmente El Cristo tendría al mundo a sus pies Originalmente, El Cristo de Río de Janeiro tenía que estar parado sobre el mundo. Sin embargo a mitad de la ejecución, se dieron cuenta de que la idea era inviable.

Finalmente El Cristo fue hecho con los brazos abiertos, para que de lejos parezca una cruz, como símbolo de la fé Cristiana.

5. El Buda de Oro inicialmente estaba cubierto de yeso y nadie lo sabía La popular estatua de Buda, fue descubierta durante la guerra como una estatua de Yeso.

Nadie sabía que debajo del yeso se encontraban 5 toneladas de oro, debido a que todos los que conocían el secreto había muerto en la guerra.

La estatua pasó mucho tiempo así, hasta que empezó a llover mientras la transportaban y se dieron cuenta del gran secreto.

6. El Obelisco de Washington debía estar sobre un palacio, pero se quedaron sin dinero Inicialmente, El Monumento a Washington debía descansar sobre una especie de palacio donde se colocarían las figuras de 20 héroes americanos.

Sin embargo, al iniciar, el gobierno no tenía tanto dinero y decidió hacer un monumento más minimalista.

7. El Caballo azul demoníaco que mató a su escultor El Blue Mustang es una escultura que se encuentra en el Aeropuerto de Denver. Los ciudadanos le apodaron “blucifer”, por sus ojos demoníacos y porque una parte de la escultura se desprendió, hiriendo mortalmente a su escultor.

8. El mensaje encriptado que nadie ha podido resolver Esta escultura se encuentra en las oficinas centrales de la CIA.

El artista James Sanborn la hizo; y durante más de 30 años varios especialistas han tratado de descifrarla sin éxito alguno.

9. La estatua de Manneken Pis tiene varios disfraces Muy pocos saben que la estatua original ya no existe. Alguien la robó y tuvo que ser reemplazada.

Este robo hizo que los lugareños le tengan más cariño y ahora es disfrazada para múltiples festividades.

Comenta ahora o calla para siempre: