9 Razones para amar las películas de Hayao Miyazaki

Las películas animadas de Hayao Miyazaki son tan perfectas que incluso ha ganado un Oscar por una de ellas.

Si no has visto nunca una de ellas, te presentamos una lista de razones por las cuales deberías empezar a ver estas obras de arte, que te dibujarán una sonrisa en el rostro.

Anuncios

1. Pareciera que crea a los personajes en un estado alucinógeno Los personajes de Miyazaki son tan fantásticos y nunca antes vistos, que pareciera que fueron creados bajo un estado de alucinación creativa extrema.

En una escena podemos ver cómo un autobus es en realidad un gato con faroles en sus ojos, o como unas simples motas de Hollín tienen ojos y tienen vida propia.

2. Miyazaki tiene una obsesión con volar y los engranajes Miyazaki confesó que desde niño sintió atracción por los aviones y los inventos fantásticos y complejos.

Esto se ve plasmado en sus películas, ya que todos los personajes en algún punto terminan volando y se ven a detalle inventos fantásticos que desearíamos tener en el mundo real.

3. Sus películas tienen un mensaje ecológico por una razón La mayoría de sus películas tienen una crítica a la contaminación ambiental, ya que cuando era joven, Miyazaki presenció cómo un río de su infancia se convirtió en un basurero, debido a la falta de conciencia de la gente.

4. Las escenas de paisajes son perfectas y relajantes La mayoría de películas de Miyazaki contienen escenas contemplativas de paisajes naturales.

Estas escenas son tan bien trabajadas que te dan ganas de estar allí y congelar ese momento en tu mente.

5. La comida se ve más deliciosa que la del mundo real Un efecto secundario que provocan las películas de Miyazaki es que termines con un sinnúmero de antojos.

Anuncios

6. Los personajes son frágiles pero muy fuertes Sus personajes tienen un aspecto frágil, quizás para seguir con la estética de sus paisajes, pero estos personajes sorprenderán al espectador con la fortaleza y madurez que tienen.

7. Hay feminismo, pacifismo y ambientalismo, pero nunca es forzado Las películas de Miyazaki siempre tienen un mensaje positivo, ya sea de cuidar el medio ambiente, feminismo o pacifismo, pero nunca es forzado.

Las cosas pasan por una razón, nada es exagerado, ni trata de adoctrinar como si se tratase de una secta.

8. Los personajes nunca tienen prisa y parecen tener una vida real Las películas de Miyazaki no siguen un guión apresurado, vemos cómo los personajes tienen tiempo para trabajar, descansar y admirar el paisaje que los rodea, sin que esto se sienta contenido de relleno.

La vida de Miyazaki fue un niño sobreviviente a los bombardeos que ocurrieron en Japón durante la Segunda Guerra Mundial.

Miyazaki siempre detestó la guerra, por esa razón sus historias siempre tienen un final positivo, muestra lo hermosa que es la vida y nos da la esperanza que al final todo terminará bien.

Comenta ahora o calla para siempre: