9 Actores que improvisaron a último momento y crearon escenas geniales

El trabajo de un guionista es contar la historia de la mejor manera posible.
Pero cuando los actores deciden salirse un poco de la historia e improvisar, surgen cosas geniales.

A continuación te presentamos algunas de las escenas más geniales del cine que fueron improvisadas por los actores.

1. El grito de “This is Sparta” se suponía que debía ser un susurro El famoso grito de Leónidas: “¡Esto es Esparta!” fue totalmente improvisado por Gerard Butler.

El actor tenía que decir esta frase en voz baja y luego lanzar al mensajero al abismo. Sin embargo, terminó gritando la frase, haciendo reír a toda la producción presente.

A pesar de las risas, al director le gustó y decidió dejarla tal y como estaba.

2. Leonardo DiCaprio no quería decir: “Soy el Rey del Mundo” porque le parecía muy ridículo Se suponía que esta escena sólo mostraría a Leonardo gritando en la proa del Titanic.

Sin embargo, James Cameron le dijo a último minuto por Walkie Talkie que debía decir: “Soy el Rey del Mundo”.

Leonardo no quería decirlo porque se sentía ridículo, pero el director lo obligó mientras se reía desde donde estaba la cámara.

3. Voldemort no tenía que abrazar a Draco Malfoy En esta escena se suponía que Draco tenía que caminar hacia Voldemort, pero el actor Ralph Fiennes decidió abrazarlo, provocando un momento incómodo e inesperado entre los dos.

A pesar de que el bazo se vio muy incómodo, el director decidió dejarlo, porque esto demostraba que Voldemort era incapaz de demostrar cariño genuino.

4. Indiana Jones decidió disparar a su enemigo, porque estaba con [email protected] En Indiana Jones: En búsqueda del Arca Perdida, Harrison Ford tenía que hacer una escena de pelea contra un espadachín.

El actor había ensayado su coreografía, pero a último momento decidió resolverlo todo con un disparo, porque se sentía un poco flojo de su estómago y temía que ocurriera un accidente.

Irónicamente esta se convirtió en una de las escenas más icónicas del cine.

5. “Suelta el Arma. Trae el Cannoli” también fue improvisada en El Padrino Esta escena se volvió muy popular en El Padrino, pero fue pura improvisación de Richard Castellano.

El actor quería dar un toque de comedia a la escena de asesinato de un soplón.

Los cannolis son una especie postres italianos que le había pedido su esposa antes de salir a hacer ese “trabajito”.

6. Edward Norton le dio un puñetazo real a Brad Pitt en el oído Durante la primer pelea que tuvieron estos dos personajes, el director le dijo a Norton que haga algo inesperado.

Se suponía que Norton sólo tenía que golpear a Pitt en el hombro, pero no se le ocurrió otra cosa que golpearlo en el oído.

Las quejas de dolor de Pit y las disculpas de Norton fueron reales.

7. El toqueteo del Capitán América fue improvisación de la Actriz En la escena donde el Capitán America obtiene el cuerpo perfecto, todos lo miran sorprendidos, pero la actriz Hayley Atwell decide tocarle los pectorales.

Esto no estaba guionizado, pero el director decidió dejar la escena para enfatizar el atractivo de la nueva apariencia del Capitán.

8. El beso entre dos mujeres en American Hustle no estaba planeado En esta película el personaje de Jennifer Lawrence descubre que su marido le era infiel con el personaje de Amy Adams.

Cuando Adams decide confrontarla, le dice muchas cosas feas y al final le da un beso enojada y luego ríe de manera desquiciada.

Esto no estaba planeado, fue improvisado por las dos actrices, dejando sorprendidos a toda la producción.

9. Robert Downey Jr. cambió el futuro del MCU improvisando la frase: “Yo soy Iron Man” En el final de la primer película de Marvel, Tony Stark revela a todos los periodistas que él era Iron Man.

Esta frase fue improvisada por el actor, ya que se suponía que leer su excusa. Sin embargo, el director decidió dejar esta frase, porque se adaptaba mejor a la personalidad de Tony Stark.

Comenta ahora o calla para siempre: