17 Rarezas de Turquía que dejan perturbados a los turistas

Turquía es otro país con costumbres muy diferentes a las nuestras, por eso hoy te traemos 17 curiosidades sobre este país:

1. Hay una invasión de hombres calvos con vendajes negros en la cabeza: En Estambul es usual ver a hombres con la cabeza afeitada y un vendaje negro, esto no se trata de ritos extraños o alguna especie de religión, se trata de hombres que viajan a este lugar para realizarse transplantes de cabello.

Estas clínicas están en pleno auge, los turcos comienzan a quedarse calvos a temprana edad y por ello es común verlos así.

2. En lugar de un ramo, las novias utilizan sus zapatos: Antes de la boda, la novia escribe los nombres de sus amigas solteras en la suela de sus zapatos, el que primero se borre, será la siguiente en casarse.

3. Los baños son muy diferentes en Turquía, el papel no es algo común: “Mi esposo salió de Turquía por primera vez, y utilizar el baño para él fue toda una aventura, avergonzado me preguntó por agua para lavarse, y tuve que explicarle que debía usar el papel higiénico”

4. La limpieza es una obsesión para las mujeres turcas: “Soy Rusa, me casé con un turco, siempre creí que limpiaba bien, pero mi esposo siempre encuentra algo para quejarse, más aún mi suegra, ella tiene una casa impecable, lo primero que hace al levantarse es limpiar, y cuando nos visita se dedica a lo mismo”

5. Las madres acostumbran a mecer a sus bebés con los pies: En lugar de cargar a su hijo en brazos, las madres los mecen con los pies, mientras tanto leen revistas, libros, o revisan el celular.

Ellas aseguran que de esta forma los bebés se relajan y duermen mucho más rápido que en los brazos.

6. Los Turcos siempre llegan tarde a sus citas: La puntualidad no es una característica de los Turcos, ellos siempre llegarán tarde a cualquier cita, abrir los negocios o todo lo relacionado con un horario siempre quedará fuera de hora.

7. Las comidas llevan nombres extraños y graciosos: Estos bollos dulces se llaman “Ombligos femeninos”, también están las “chuletas a pruebas de balas”, la ensalada “montaña de ateos”

8. Debes desinfectar tus manos al entrar a una casa turca, la esencia favorita es el limón: La “kolonya” está hecha a base de agua, alcohol y limón, es común en todas las casas y restaurantes, además de desinfectar, es usado para refrescarse del calor, pues una vez evaporado el alcohol, este brinda frescura.

9. Debes estar listo para ser estafado: Su capacidad de negociantes, y su conocida habilidad para engañar a los compradores no debe tomarte por sorpresa, los taxistas, vendedores de recuerdos locales, etc, parecen inofensivos pero siempre intentarán conseguir tu dinero.

10. Las parejas consideran llamarse por sus nombres como una falta de amor: Para ellos es importante nombrarse con palabras de amor como  aşkım (mi amor), güneşim (mi sol), canım (mi alma), meleğim (mi ángel), los nombres solo son usados por amigos, conocidos o familiares.

11. No conocen un límite para curiosear sobre tu vida privada: Los turcos visitarán tu casa sin aviso, y a cualquier hora, especialmente si eres extranjero, a ellos les gusta preguntar cuánto ganas, que te gusta, quién no te gusta, etc.

No conocen un límite a la hora de indagar en tus secretos y en tu vida.

12. En Turquía los adultos no suelen celebrar sus cumpleaños, incluso muchos no recuerdan la fecha: Los niños son los únicos que celebran sus cumpleaños, los adultos usualmente solo son felicitados por sus familiares, en aldeas más pobres, mucha gente no tiene idea de la fecha en que nacieron pues las familias son muy numerosas.

13. Los jóvenes besan las manos de los ancianos para saludar: Besar la mano y llevarla a la frente es una forma muy respetuosa de saludar, pero esto no debe hacerse con personas de la misma edad o menores pues es considerado una auto-humillación.

14. Aún existen extremistas que atentan contra la libertad de las mujeres: En las imágenes se muestra a un hombre turco que agredió a una mujer por usar shorts durante el Ramadán (ayuno musulmán), este comenzó a insultarla durante el viaje en autobús, y ella decidió ignorarlo, hasta que finalmente comenzó con la agresión.

15. En Turquía no existe la planificación, los turcos viven sus vidas sobre el momento: “Me casé con un Turco y descubrí que cualquier cosa que planifique para el día o la semana puede cambiar sobre el momento, por ejemplo, planifiqué una ida a la playa con mi hermana que llegaba de visita a Turquía, mi esposo tenía que darnos alcance, pero 1 hora más tarde de lo acordado me llamó para cambiar los planes y decirme que nos esperaba en la cafetería”

Esto es usual, los Turcos cambian sus planes de un momento al otro, y la gente está acostumbrada a esto.

16. Visitas de más de 6 horas tomando litros de té para hablar sobre los vecinos: Los visitantes deciden cuándo llegar, pero los dueños de casa deciden cuando dejarlos ir, usualmente se sirven muchas, pero muchas tazas de té y mucha comida para entretener al invitado, y estas reuniones suelen ser un asunto muy alargado.

17. No puedes usar zapatos dentro de la casa: En Turquía no se acostumbra a usar zapatos dentro de la casa, por ello se pueden ver muchos zapatos en las entradas o en la calle.

Cada casa turca tiene zapatillas para los huéspedes, o los visitantes los llevan en sus bolsos.

Comenta ahora o calla para siempre: