15 Cosas que pasaron en “Roar” la películas más peligrosa que se ha filmado

Si una película merecer el título de peligrosa, esta es esa, “Roar” fue estrenada por primera vez en 1981, un fracaso en recaudación, pero un hito en la historia por todo lo que tuvieron que pasar para crearla.

El director confesó años después, que debió estar muy loco para hacer algo así, al igual que su esposa, que no comprende cómo permitió exponer a sus hijos antes tanto peligro:

1. Todo comenzó cuando el director y su esposa encontraron una casa abandonada repleta de leones salvajes: Durante un tour por Mozambique, Africa, Noel Marshall y su entonces esposa Tippi Hedren, descubrieron una casa abandonada repleta de leones salvajes.

Lejos de que esto solo quede en una anécdota increíble, la pareja decidió hacer algo distinto: Una película que buscaría concientizar sobre la caza de estos animales.

2. Para ello, decidieron criar y convivir con leones en su casa: Él dirigió, produjo y protagonizó la película, al elenco se sumó su familia, que según la trama, llegarían a visitarlo a su increíble refugio de gatitos.

Para ellos fue una increíble idea criar estos leones en su propia casa, conviviendo con sus hijos, para que cuando se ponga en escena la película, estos estén acostumbrados a ellos y no los lastimen.

3. 150 Leones, chitas, tigres, panteras y otros animales, fueron los artistas principales: La mayoría no habían sido "domesticados" y los entrenadores que fueron contratados renunciaban pues la idea les parecía una total locura.

4. El presupuesto pasó de 3 millones a 17 millones, y de 6 meses de filmación a 11 años: Las cosas no salieron como la pareja había planificado, pero eso no destruyó sus sueños, financiaron la producción, con dinero de su propio bolsillo, pues la obsesión de Marshall por el film no tenía límites.

5. Ningún animal fue lastimado en la filmación de la película, pero 70 miembros del equipo sí: La película fue vendida bajo este lema, y dada la situación, es muy probable que sea completamente real, es más, el director se atreve a decir que fueron 100 las personas que sufrieron algún daño, aunque sean solo rasguños.

Probablemente debido a esta película, una nueva norma sobre filmaciones se promulgó, si 2 miembros del equipo terminan heridos (de gravedad), la producción se cierra.

6. Al director de fotografía le arrancaron el cuero cabelludo y necesitó 200 puntos: Jan de Bont se llevó la peor parte, un león lo atacó y dejó muy mal herido, fue llevado de emergencia al hospital, y recibió 200 puntos de sutura, cuando le dieron de alta, volvió al trabajo como si nada habría pasado.

7. El director terminó con una pierna gangrenada: Los ataques que recibió Marshall se repitieron en reiteradas oportunidades, muchos de ellos están en el corte final de la película, pero como son "suaves", él decidió mantenerlos.

El conjunto de estas mordeduras y arañazos, dejó a Marshall con una pierna gangrenada que lo obligó a detener la filmación hasta nuevo aviso.

8. Su esposa Hedren se fracturó la pierna cuando cayó de un elefante, y un león le mordió la cabeza: Durante una escena en que Hedren es atacada por el elefante Timbo, la actriz que no tenía ninguna medida de seguridad terminó en el piso con una pierna fracturada.

En otra ocasión, el ataque de un león, le causó una herida en la cabeza.

9. Su hija Griffith tuvo que someterse a una cirugía de reconstrucción facial: Una tenebrosa garra llegó a su rostro, el ataque fue tan grave que necesitaron realizarle una cirugía plástica reconstructiva.

Afortunadamente la cirugía salió muy bien, y las cicatrices son prácticamente invisibles.

10. James Marshall recuerda tener un león con los dientes repletos de sangre encima, y 6 personas intentando quitárselo: "Me caí mientras corría y miré hacia arriba, había sangre en sus dientes. Se necesitaron seis hombres para quitármelo y recibí 56 puntos de sutura"

11. Muchos del equipo creían que Marshall arrastró la maldición del Exorcista a Roar: Marshall trabajó como productor ejecutivo de "El Exorcista", y parte del equipo que sufrió ataques creía que el director estaba atrayendo la maldición (que ya todos conocemos) sobre el terrorífico film.

12. El film también se vio retrasado por dos inundaciones y un incendio en el rancho familiar: Otra razón por la cual la filmación debió retrasarse y necesitar invertir más dinero.

13. Cuando por fin se estrenó, en 1981, la recaudación fue un desastre: Después de tantos fracasos, sufrimiento, dinero y ataques, la película se estrena, el film solo llega a recaudar 2 millones de dólares, una pérdida total para la familia de Marshall.

14. Finalmente, James Shapiro vio la película en 2015, y las cosas dieron un giro de 180 grados: James es una de las cabezas principales en Drafthouse Films, una compañía que se dedica a reestrenar películas que se perdieron en el tiempo y que ameritan ser redescubiertas.

El recuerda estar mirando Roar con su novia y sus 3 gatos, no necesitó llegar ni a la mitad de la película para enviar un importante correo a todo su equipo, "Necesitan ver esta película"

James Marshall el hijo del director vendió los derechos a James, y la película se reestrenó ese mismo año (2015), y recaudó $110,048 millones de dólares.

Comenta ahora o calla para siempre: