Esto es un buen padre, que nos ha demostrado que la paciencia es algo que se agota, más cuando enseñas a maneja a tu hijo.