La trágica historia de telenovela entre Camila y el príncipe Carlos

Los fanáticos de Diana no soportan ver a Camila y Carlos juntos, pero fuera de todo el drama de telenovela que existió para que esta relación comenzara, existe una historia de “amor verdadero”:

Hace 48 años, (1970) Carlos y Camila se conocieron en un partido de polo, la química fue inmediata desde ese momento.

Los supuestos primeros comentarios que Camila le hizo al joven príncipe fue que su bisabuela Alice Keppel fue amante del rey Eduardo VII, tatarabuelo de Carlos.

Poco tiempo después Carlos tuvo que irse 8 meses para servir en el extranjero con la Marina Real tiempo suficiente para que Andrew Parker diera el siguiente paso con Camila y le propusiera matrimonio.

Camila se casó con Andrew en 1973, pero eso no impidió que Carlos se mantenga cerca de ella, los rumores de que Camila tenía un affaire con el príncipe Carlos comenzaron a hacerse más fuertes, y la familia real exigió al príncipe que formalizara su vida.

La presión provocó que Carlos se casara con Diana en 1981, la noche anterior a su glamorosa boda con la princesa Diana, el príncipe Carlos lloró, puesto que aún continuaba enamorado de su ex novia Camila.

Camila asistió a la boda de ambos vestida de blanco, algo que molestó a Diana puesto que conocía la historia que existió entre ellos. En la foto se nota claramente como Carlos observa a Camila mientras está tomado de la mano de Diana.

A medida pasaba el tiempo, la ex pareja se fue uniendo amistosamente más y más, los rumores de un nuevo affaire se fueron haciendo públicos, pero la familia real no brindaba ninguna declaración.

En una entrevista Diana confesó que escuchó a Carlos en una conversación telefónica de tenor sexual con Camila, la describió como “repugnante” y la filtración de la plática fue un fuerte golpe para la familia real porque significaba el escándalo del siglo.

Vanos fueron los intentos por ocultar el romance entre Camila y Carlos, cuando salió a la luz pública la gente comenzó a sentir un gran rechazo por ella, puesto que Diana era amada por el pueblo y esa aventura que hirió a la princesa fue algo que nadie estaba dispuesto a perdonar.

Tras once años de un tormentoso matrimonio con lady Di, ambos aceptaron divorciarse en 1992, dos años después, Carlos confesó la infidelidad.

Tras las muerte de Diana en 1997, las cosas se complicaron aún más, Camila fue asediada por periodistas, fotógrafos, fanáticos de Diana que la acusaban de ser la causante de todos los problemas, algo que Camila dijo: “Fue horrible, me sentía prisionera en mi propia casa”.

Tras años de enfrentamiento, y fracaso tras fracaso para tener buena relación entre la Reina y Camila (fue excluida del palacio), el príncipe Carlos decidió enfrentarse a su madre y exigirle que la hostilidad terminara, quería comenzar una relación verdadera con el amor de su vida, Camila.

Finalmente para 2005, Carlos recibió la bendición de la Reina y se dieron el «sí quiero» en una ceremonia sencilla que fue descrita por los expertos como una “boda avergonzada”, y a la que la Reina Isabel no asistió, aunque si al banquete posterior.

Aunque existe resentimiento por parte del pueblo que idolatró a Diana, es fácil ver que Carlos esperó por mucho tiempo estar con la persona que realmente quería estar, y aunque Diana fue quien pagó por todo, el amor entre esta pareja triunfó después de más de 30 años de drama de telenovela.

Comenta ahora o calla para siempre: