Galería: El último Adiós de Duke, un perrito con cáncer terminal

Duke fue un perro que fue adoptado por una familia en Estados Unidos, lamentablemente después de convivir un año con su nueva y amorosa familia, a Duke le diagnosticaron un tipo de cáncer que afecta a los huesos.

La familia, en búsqueda de mejorar su calidad de vida, decidió amputarle una pierna, para que el cáncer no se propague por todo su cuerpo.

Lamentablemente, cuando hicieron esto, ya era demasiado tarde.

La familia hizo todo lo posible, para que Duke tenga una vida placentera y divertida, pero sus esfuerzos poco a poco dejaron de ser suficientes, ya que conforme pasaban los días, el perrito iba sintiendo más dolor.

La familia tomó la difícil decisión de poner a dormir a su perrito con una inyección letal.
Una decisión bastante dura, pero inteligente para evitar que su mejor amigo siga sufriendo.

La fotógrafa Robyn Arouty decidió apoyar a la familia, e inmortalizar el último día de su mascota con estas fotografías e interpretación.

¡Que alguien me pase un paño de lágrimas! :'(

Comenta ahora o calla para siempre

Compartir