Galería: Conoce la historia de Sir Thomas, el gato al que le vertieron ácido en la cabeza

El mundo está repleto de gente cruel que dificulta la vida de aquellos que no lo merecen, de esos angelitos sin alas que no eligieron vivir sus vidas en la miseria y la hambruna, y que lamentablemente no pueden pedir ayuda, si no sólo esperar a que aparezca una persona de buena voluntad que decida ayudarlos.
Esto fue lo que le sucedió a Sir Thomas, que con un poco de suerte dentro de su desventura consiguió una segunda oportunidad gracias a Santuario Milo.

El es Sir Thomas, hace unos meses atrás alguien vertió ácido en su cabeza y le causó graves daños.

Deambuló por días en agonía con su cabeza infectada por las heridas que le causó el ácido en su piel y ojo.

Afortunadamente una amable señora lo encontró y rápidamente lo llevó al veterinario, lamentablemente su agonía no terminó ahí, el veterinario sólo le dio antibióticos y sugirió que era mejor matar al pequeño gatito. Esta amable señora tuvo que tomar una decisión.

Contactó al santuario de Milo, para gatos con requerimientos especiales.

Inmediatamente acudieron a su auxilio. Tommy pasó más de un mes con antibióticos, analgésicos, y vendas. Debido a este incidente perdió su ojo derecho.

"A pesar de todo, Thommy fue muy valiente, ronroneó y besó a todas las personas que cuidaban de él"

A Sir Thomas lo hirió una persona en quién confió, hoy por hoy decidió volver a confiar y dejó atrás el resentimiento.

Ahora Sir Thomas se quedará para siempre al cuidado de las personas del santuario, repleto de amor de los voluntarios y los fundadores del mismo. Es el más mimado, el más cariñoso y el más agradecido del santuario.

Comenta ahora o calla para siempre: