Para hacer un stopmotion se necesita paciencia y mucha imaginación.

Este video es una prueba de eso, el stopmotion juega con las ventanas de un edificio de 11 pisos logrando un efecto fabuloso al final.

En la segunda parte del video podemos ver el “making of” de este laborioso trabajo.