Este hombre le inyectó el virus del VIH a su bebé, pero eso no es lo más shockeante de la historia

La historia de Bryyan Jackson es terrible y a la vez conmovedora.

Cuando sólo tenía 11 meses de nacido, su padre, Brian Stewart, le inyectó sangre infectada con el virus del VIH.

Hizo esta monstruosidad sólo para evitar pagar la manutención de su hijo.

Lo más sorprendente de todo esto no es lo que hizo su padre, o que Bryyan se haya salvado, si no que Bryyan perdonó a su padre por todo lo que hizo.

“Cada día rezo para que mi padre sea mejor persona”

Realmente un verdadero ejemplo de ser humano.

Comenta ahora o calla para siempre

Compartir