15 Personas que dominan el arte de la VENGANZA

Algunos dicen que vengarse no es bueno, pero lo cierto es que es muy satisfactorio.

A continuación te presentamos algunas personas que decidieron vengarse sutilmente de sus enemigos.

1. Estoy harta de verlos pelear por mi dinero. Todavía no me he muerto, así que empezaré a gastarlo en publicidad en revistas como esta hasta quedarme sin un centavo, para ver si así dejan de pelearse.

2. Encerré a mi gato en el baño, porque una vecina que es alérgica nos visitó y él le hizo esto al papel higiénico.

3. Espero que al que se come mis bombitas sin mi permiso, le guste el relleno de mostaza.

4. Mi compañero es terraplanista y el día de su renuncia le regalé esto: La mejor de la suerte, donde sea que el mundo te lleve. Eric.

5. Este hombre se estacionó en el lugar donde van los carritos y los del super decidieron darle una lección.

6. Se estacionó en el lugar de personas con silla de ruedas y un señor que la necesitaba vino muy enojado y le vertió dos botes de mermelada de fresa.

7. Espero que al que me roba mis tacos sin darme cuenta, le guste la comida de mi gato.

8. Mi esposa me dijo que subiría mis ronquidos a Spotify para que el mundo sufra con ella y ahora tienen más de 200 mil reproducciones.

9. Ofrecí comprar el almuerzo a mis compañeros y les pregunté si tenían algún restaurante favorito. La chica que habla a mis espaldas me dijo: “Cualquier cosa, menos la comida de Olive Garden”

Estos somos nosotros comiendo la especialidad de Olive Garden.

10. Mi esposo está tan enojado conmigo que esta mañana sólo ordenó su parte de la cama.

11. El vecino de abajo hace fiestas ruidosas todos los fines de semana, así que le compré a mi hijo esto para que practique los Domingos a las 6 A.M..

12. En mi casa nunca respetan el helado, así que espero que le guste el sabor a chili picante.

13. Mi amigo se fue de vacaciones y decoré su casa con stickers de Nickelback.

14. Este hombre poda su pasto constantemente, sólo para molestar a su vecino por Google Earth.

15. Le tomé una foto al auto de Google y le censuré el rostro al conductor, para que vea lo que se siente.

Comenta ahora o calla para siempre: